La Comisión Sectorial de Vinos de Cooperativas Agro-alimentarias Castilla-La Mancha reunida en el día de hoy por videoconferencia, ha cordado elaborar y trasladar a las autoridades competentes una propuesta para la presente campaña vitivinícola 2020/21, en base al Reglamento comunitario 2020/975 que autoriza acuerdos sobre medidas de estabilización del mercado vitivinícola que desarrolla el Artº 222 de la OCM Única, que consistiría en elaborar un volumen importante de mosto en la presente vendimia, fundamentalmente de la variedad blanca Airén, a partir del 25% de la entrada de uva de esta campaña (lo que supondría unos 6 millones de hl, aproximadamente), así como retirar del mercado la mitad de dicho volumen (bien sea en forma de mosto o de vino de cualquier categoría) mediante almacenamiento privado en las instalaciones propias hasta el próximo mes de abril.

El objetivo de este acuerdo es el de tratar de paliar las consecuencias negativas provocadas por la pandemia de COVID-19, especialmente en la drástica caída del consumo de vino a nivel mundial, y en las perturbaciones económicas que este hecho provocará en los viticultores y empresas cooperativas de la región. Con ello, se pretende revalorizar el resto de transformados vinícolas, reducir el volumen de vino en el mercado para intentar equilibrar la oferta con la referida caída de la demanda y del consumo, y actuar con responsabilidad ante una campaña de comercialización difícil e incierta.


Santiago Apostol
Vinicola Inline

A este acuerdo se ha llegado tras analizar los datos de existencias de ámbito nacional, las previsiones de producción de los principales países productores europeos y las previsiones de cosecha para esta campaña que, en el ecuador de la misma, se mantienen en los 43 millones de hl de vino y mosto en España, y 25,5 en Castilla-La Mancha.

Necesidad de implementar otras medidas complementarias

La Sectorial Vitivinícola de la organización cooperativa estima que, además del esfuerzo que voluntariamente las bodegas cooperativas de la región realizarían, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) debería poner en marcha otras medidas complementarias.

En primer lugar, se debe mantener el 10 por cien del volumen de alcohol contenido en el vino producido (con referencia a 10 grados de alcohol), mediante la eliminación de los subproductos derivados de la vinificación directa de la uva; pues al elaborar más mosto de lo normal las disponibilidades de vino serán similares a la media de las últimas cinco campañas.


Bogas Bus
Vinicola Inline

En segundo lugar, solicitar a la Comisión Europea que se permita que cada estado miembro pueda incluir dentro de su Programa de Apoyo al Sector Vitivinícola (PASV) las medidas de regulación que se han introducido en la campaña 2019/20, es decir, destilación de crisis, almacenamiento privado y cosecha en verde; además de seguir incidiendo ante los estamentos comunitarios, sobre la necesidad de habilitar para el sector vitivinícola un presupuesto extraordinario suficiente para poder paliar las consecuencias derivadas de la caída de consumo global de vino provocada por la pandemia de la COVID-19,

Y en tercer lugar, trabajar en la aprobación de la Norma de Comercialización del paquete de medidas que se aprobaba en la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE) a propuesta de Cooperativas Agro-alimentarias y del sector productor en general, insistiendo en medidas de autorregulación y en la moderación de rendimientos agronómicos de los vinos que no dispongan de ningún tipo de limitación en su pliego de condiciones particulares, a partir de la campaña 2021/2022, incidiendo como objetivo fundamental en medidas encaminadas a la calidad y al aumento de valor de todos los transformados vitivinícolas.

Mensaje de tranquilidad y responsabilidad

Cooperativas Agro-alimentarias quiere enviar un mensaje de tranquilidad al sector vitivinícola en general y al cooperativo en particular, destacando que las cooperativas estamos preparadas para recoger toda la cosecha de nuestros socios proveedores, elaborar vinos de calidad y venderlos a lo largo del año para lograr el mayor valor añadido para ellos. Y siempre actuando con responsabilidad y moderación en situaciones de crisis, como la actual provocada por la COVID-19, intentando buscar soluciones constructivas en beneficio fundamentalmente de la economía de los viticultores y de sus familias.


EUROCAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre