La Guardia Civil ha llevado a cabo este martes una operación en la que se ha logrado desarticular una organización criminal dedicada principalmente al blanqueo de capitales, según ha avanzado en Toledo la directora general de la Guardia Civil, María Gámez.

Ha sido durante la rueda de prensa que ha ofrecido en la capital regional para presentar un plan especial de seguridad para la comarca de La Sagra, junto al delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca.



En esta operación, la Guardia Civil ha conseguido detener a 21 personas de distinto origen, español, chino y albanés. El operativo tuvo su epicentro en la comarca de la Sagra, donde miembros de la UCO y de la Comandancia de Toledo detuvieron a 8 personas y realizaron 6 registros. Además, ha habido actuaciones en Madrid, Ciudad Real, Badajoz, Alicante y en las Islas Baleares.

Durante la operación se han encontrado plantaciones ‘indoor’ de casi 400 plantas, y también más de 400 kilos ya envasados y listos para su distribución.



Se ha solicitado a la autoridad judicial el bloqueo de un gran número de productos bancarios de los investigados y de hasta 52 bienes inmuebles, encontrándose también más de 200.000 euros en metálico, cuatro vehículos de alta gama y 11 armas de fuego.

Durante esta investigación, que ha tenido lugar durante 3 años, se ha comprobado que los cinco principales investigados conformaban una organización criminal de blanqueadores de dinero profesionalizada, es decir, facilitaban el blanqueo a diferentes organizaciones de delincuentes, principalmente narcotraficantes, a través de varios procedimientos: operaciones inmboliarias, compraventa de transferencia a china simulando operaciones comerciales, y a través de criptomonedas utilizando más de 50 empresas a través de las que se ha podido blanquear hasta 3 millones de euros.

PLAN CERES



Sobre el plan especial de seguridad para la comarca de La Sagra, Gámez ha explicado que inicialmente está previsto destinar a este plan a 10 efectivos que podrán incrementarse hasta 40 a medida que el desarrollo de éste lo vaya requiriendo.

El plan ha entrado en funcionamiento esta semana y tendrá una primera fase para evaluarla a los seis meses y pasado este tiempo se harán las modificaciones necesarias, según ha dicho Gámez.



El objetivo del plan Ceres es reducir el número de infracciones penales contra el patrimonio y lograr un efecto disuasuario para la delincuencia, entre otros.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre