Bomberos de Oliva (Valencia) rescataron el martes a una niña de dos años, procedente de Toledo, que se había quedado encajada entre los barrotes de una mesa en una vivienda en la playa de Miramar cuando intentaba atravesarla.

Los efectivos intentaron cortar los barrotes con una cizalla manual para tratar de hacer el menor ruido posible, ya que la niña estaba muy asustada, y la distrajeron con dibujos, realizando la maniobra rápidamente, según ha informado el Consorcio Provincial de Bomberos de Valencia.


Univergy – Inline

Este jueves, dos días después del suceso, los bomberos que prestaron el servicio entregaron a la pequeña una reproducción de un casco de bomberos, una iniciativa que tiene como objetivo superar una situación traumática como esta.

Los familiares, que son de Toledo pero veranean en Miramar, se han mostrado muy agradecidos con el equipo de bomberos, según las mismas fuentes.

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre