UGT ha pedido al Sescam la apertura inmediata de las Urgencias de Psiquiatría del Hospital Universitario de Toledo y la dotación del personal preciso para llevar a cabo tal apertura, una demanda que, entiende, se hace necesaria para poder garantizar la seguridad tanto de los profesionales como de los pacientes.

Inés Pedreño, responsable provincial de Sanidad en UGT, explica que, actualmente, estas urgencias están siendo atendidas en la planta de hospitalización y eso a pesar de que este tipo de pacientes tienen tales características que hacen prácticamente imposible ser tratados en dicha unidad, ha informado el sindicato en nota de prensa.

Aclara que el paciente psiquiátrico que llega de la calle debido a una urgencia es atendido por un médico en un despacho de no más de cuatro metros cuadrados, «espacio a todas luces insuficiente ante una previsible actuación de emergencia».

A esto añade que de lunes a viernes la Urgencia está dotada de un enfermero pero que el resto de turnos –tardes, noches y fines de semana– la Urgencia la asume el personal de planta, «algo que sobrecarga la unidad de hospitalización».

Desde el sindicato se insiste en que lo que está en juego es la seguridad de los trabajadores y trabajadoras del nuevo Hospital de la capital regional, así como la salud de los pacientes de Psiquiatría que acuden a él.

En este mejorar la seguridad de todos, UGT insta a que la Gerencia facilite las llaves maestras necesarias a todo el personal de la unidad y no solo al guardia de seguridad, ya que «los intermediarios hacen que la atención urgente no se pueda llevar a cabo, poniendo en riesgo la protección de los profesionales». También solicita que en todo momento haya personal de seguridad en la puerta de Urgencias.

Esta no es la primera demanda que hace UGT en cuanto a la seguridad de la Unidad de Salud Mental del nuevo Hospital Universitario de Toledo. Hace un mes ya exigía la instalación de cámaras en todas las dependencias.

Por otro lado, «exigimos que se adecúen las plantillas a lo establecido en la orden 18/11/2010 de la Consejería de Salud y Bienestar Social, de los requisitos Técnicos de los centros y servicios de la atención a la salud mental, recordando que esta orden está siendo incumplida en lo correspondiente a las ratios de personal, siendo pedido en otras ocasiones haciendo caso omiso», añadía Inés Pedreño.

Además lamentaba la carga de trabajo que ha supuesto para las trabajadoras sociales el traslado al nuevo Hospital de Toledo ya que, si antes se ocupaban exclusivamente de los pacientes del bloque de Psiquiatría, «ahora también tienen que asumir las unidades de la UCI y de Medicina Interna».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here