La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, ha recomendado a los vecinos quedarse en casa y evitar las salidas innecesarias a las calles de la ciudad que, de momento, ha registrado unas 60 incidencias a causa de la intensa nevada que cubre la capital regional, la mayor de los últimos años y que provocará «horas difíciles».

Así lo ha pedido durante la rueda de prensa que ha ofrecido este jueves, en la que ha dado cuenta de las incidencias que la borrasaca ‘Filomena’ está provocando en Toledo y que podrían empeorar cuando a la capa de nieve se sume la caída de las temperaturas.



De ahí que durante la comparecencia de prensa que han ofrecido para dar cuenta de la situación que presenta la ciudad tanto la alcaldesa como el consejal de Seguridad Ciudadana, Juan José Pérez del Pino, y el jefe de la Policía Local de Toledo, José Luis Martín, han insistido en pedir que se eviten los desplazamientos innecesarios, dado la elevada cantidad de salidas que se están produciendo «para hacer la foto».

De momento, ha precisado la alcaldesa, lo más relevante son las accidentes que se han producido a causa de la nieve, el más aparatoso el de la carretera de Piedrabuena, en el que se han visto implicados 15 vehículos, uno de ellos volcado. También en Bisagra se ha producido un accidente con dos vehículos y un herido y en la Bajada de Castilla-La Mancha tres coches han colisionado y una persona ha resultado herida.

USO DE CADENAS

De igual modo, la regidora toledana ha recomendado el uso de cadenas, sobre todo para las cuestas, aunque muchas de ellas, especialmente en el Casco Histórico se encuentren cerradas el tráfico, como la del Cristo de la Luz o la Subida de la Granja. Tampoco se puede circular por el conocido como Túnel de Sindicatos, Duque de Lerma sentido Tavera y bajada de Castilla-La Mancha desde la zona de Marqués de Mendigorria.



De igual modo, está cortada la subida al Hospital Provincial y al Castillo de San Servando, la subida y bajada del Cerro los Palos y las Carreras.

Además de atender las averías y urgencias, de limpiar las calles de hielo y de repartir sal, la alcaldesa ha indicado que los Servicios Sociales de la ciudad se han puesto en contacto con Cáritas y Cruz Roja para facilitar y ayudar a personas sin hogar y a las familias en riesgo de exclusión.

«Se ha derivado a seis personas a albergues y con las otras dos, que no quieren irse de donde están, la Policía Local y los Servicios Sociales estarán en permantente contacto», ha asegurado la regidora.



En el caso del servicio de autobús, pese a que han cambiado de cabecera, no se ha suspendido ninguna de las líneas, que funcionan con cierta normalidad. «El servicio se irá adaptando en función de la evolución climatológica que es cambiante», ha señalado el edil de Seguridad Ciudadana.

LENTITUD EN LA RESPUESTA

De su lado, el jefe de la Policía Pocal, pese a contar con 22 efectivos en la calle, «el doble de lo habitual», ha lamentado no poder atender con la rapidez de otros momentos las numerosas incidencias que se están dando en la ciudad a causa de la nieve.

«Tratamos de atender lo más importante, como las que se dan en las vías principales de comunicación. Los otros requerimientos de salidas de garaje se atienden, pero con lentitud, más de la que nos gustaría. Las circunstancias son las que son», ha defendido.

Por último, la alcaldesa, que ha asegurado que el equipo de Gobierno será «muy transparente e informará de todas las incidencias», ha destacado la coordinación «continua y regular» con la Delegación del Gobierno, el Ejecutivo regional y la Diputación toledana.

Dicho esto, ha terminado precisando que, pese a la caída en 2009, no se recuerda una nevada de tal intensidad sobre la ciudad en muchos años. «Año de nieves, año de bienes», ha finalizado deseando la regidora.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre