Las consultas externas del servicio de Nefrología se han incorporado este lunes al Hospital Universitario de Toledo comenzando la actividad asistencial en la planta baja del Edificio G, y continuando de esta manera el cronograma de traslado diseñado por el Gobierno de Castilla-La Mancha

El servicio de Nefrología, dirigido por el doctor Rafael Díaz-Tejeiro, cuenta con tres locales de consultas de nefrología general, manteniendo de momento las consultas de trasplante renal, diálisis peritoneal y enfermedad renal crónica avanzada en el área de terapias sustitutivas de la función renal en el Hospital Virgen de la Salud de Toledo, ha informado en nota de prensa el Gobierno regional.

Nefrología es la especialidad médica que estudia las enfermedades que afectan a los riñones. Tiene como campo la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de dichas enfermedades y sus consecuencias.

Actualmente, el servicio de Nefrología del Complejo Hospitalario Universitario de Toledo está estructurado en tres áreas bien diferenciadas. El área de hospitalización, el área de terapias sustitutivas de la función renal, donde se integran la hemodiálisis, la diálisis peritoneal y el trasplante renal, y el de consultas externas.

Cuenta con consultas monográficas en las que se atiende la patología glomerular, las enfermedades hereditarias y poliquistosis, la diabetes y riesgo cardiovascular, y la patología cardio-renal y onco-renal.

Asimismo, cuenta con un hospital de día nefrológico dando soporte para la realización de ecografía nefrológica, de trasplante renal y del acceso vascular, la administración de inmunosupresores, los registros de PA continua, la preparación de receptores de trasplante y la atención pre y postoperatoria del acceso vascular, entre otras.

RECORRIDO HISTÓRICO

En 1971 se incorpora al Hospital Virgen de la Salud el doctor José Luis Conde Olasagasti realizando en ese año el primer tratamiento sustitutivo de la función renal, la primera sesión de diálisis peritoneal y dos años después la primera sesión de hemodiálisis.

En 1974 se crea la sección de Nefrología dependiente del servicio de Medicina Interna y en 2002 se convierte en servicio independiente, nombrándose el primer jefe de servicio al doctor Conde.

Asimismo, en 1975 se pone en marcha la primera unidad de hemodiálisis y simultáneamente se instaura el programa de diálisis peritoneal para pacientes con enfermedad renal crónica.

En 1991 se inaugura una nueva unidad hospitalaria de Hemodiálisis, que sustituía a la obsoleta unidad que venía funcionado desde el inicio, y desde el año 2016 se informatiza la unidad de diálisis integrándose completamente en la aplicación departamental del servicio. En la actualidad, se realizan unas 14.000 hemodiálisis anuales y el programa de diálisis peritoneal cuanta con 20 pacientes.

A pesar de que desde los años 80 se venían realizando sesiones de plasmaféresis por centrifugación, es en el año 2006 cuando se incorpora a la cartera del servicio las técnicas de aféresis terapeútica por filtración. Desde entonces y hasta la actualidad se han realizado más de 1.400 sesiones dando soporte a servicios como Hematología, Neurología y Medicina Interna.

Ese mismo año se incorporó la técnica ecográfica en el seguimiento del acceso vascular, la nefrología general, el trasplante renal y para la biopsia renal ecoguiada. Fruto de esta incorporación el servicio ha impartido cuatro ediciones de un curso nacional de ecografía en el acceso vascular.

Por su parte, en 2007 se inicia en el Complejo Hospitalario Universitario de Toledo el programa de Trasplante Renal y desde entonces se han realizado cerca de 500 trasplantes renales.

A lo largo de todos estos años, el servicio de Nefrología, junto a la actividad asistencial, cuenta con una extensa producción investigadora y docente, habiendo formando desde la primera promoción de residentes MIR en el año 1978 a más de 30 residentes. Actualmente, el servicio cuenta con una plantilla de diez facultativos y ocho residentes en formación.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here