‘Alas de Toledo,’ la reinterpretación que un grupo de alumnos y alumnas de la Escuela de Arte de Toledo han hecho de ‘Alas de México’, la escultura de Jorge Marín que desde el pasado mes de octubre acoge la Puerta de Bisagra, van a volar Estados Unidos donde itinerarán por ciudades que acogen esculturas de este artista.

«Queremos que viajen a Carolina del Norte y Carolina del Sur, para que establezcan un diálogo con las alas que han hecho chicos de otras escuelas de arte, como la de Greenville, que han hecho su propia versión. Ojalá logremos que esas alas vengan a Toledo y podamos compartir y generar esos puentes», ha destacado Catalán.

Dicho esto, y preguntada por el poco tiempo que este trabajo va a ser exhibido, la directora de la Fundación Jorge Marín ha indicado que no se trata de una exposición al uso, sino de una instalación de arte «efímera» que permite conocer el proceso creativo e intenta hacer una llamada «fuerte» a todos los toledanos para que acudan y vivan experiencia.

De igual modo, Catalán ha relatado la vocación de la fundación de acercarse a los jóvenes, desde el convencimiento de que la creación artística es capaz de generar «sociedades mucho más completas».

«Lo que vemos aquí es un trabajo en equipo que surge a partir de las Alas de México que ya no son de México, sino de Toledo. Si creemos, si tenemos pasión, en lo que estamos haciendo lo más importante es que podemos llegar a dónde queremos, y eso es lo que significan las alas», ha concluido.

EL ARTE UNE MÁS QUE LAS PALABRAS

Por su parte, Sara, alumna de la Escuela de Arte de Toledo que ha ejercido de portavoz de los cerca de 60 estudiantes que han alumbrado esta creación, ha desvelado que el trabajo se ha realizado a lo largo de un cuatrimestre y ha resultado «difícil» por el escaso margen de tiempo del que han dispuesto.

«Siendo estudiantes en la Escuela de Arte es muy importante el tiempo invertido en un proceso creativo y el cariño y la intención con la que quieres narrar cada detalle para que la obra final transmita una sensación única para quien la ve. Hemos querido reflejar en las alas estos sentimientos tal y como Marín hizo en la original y nos gustaría que se apreciase lo que hay detrás de cada obra, porque el arte es algo que va más allá de lo material o de lo estético. Nos une como personas, siendo incluso más poderoso que las palabras», ha destacado.

En términos parecidos se ha expresado Marcos, otro de los creadores, que ha referido que lo especial de las ‘Alas de Toledo’ radica en la sensación que aporta a cada persona que la contempla. «Para mi ha sido de libertad», ha confesado.

En la puesta de largo de ‘Alas de Toledo/Alas de México’ también ha participado el director de la Escuela de Arte, Juan Gaspar Calvo, que ha resaltado el hecho de que un proyecto «muy de andar por casa» haya terminado conquistando un espacio «impresionante» como el tallerón del Victorio Macho, gracias al impulso de la Fundación Jorge Marín.

Tras agradecer también la colaboración del Gobierno regional, del Ayuntamiento, de la Real Fundación y del Grupo Prylux, ha puesto en valor el trabajo realizado por los alumnos de Primero y Segundo de Volumen e Imagen y Sonido de la Escuela, porque han realizado tanto la parte escultórica como audiovisual.

EXPOSICIÓN INNOVADORA

Si el director de la Real Fundación de Toledo, Eduardo Butragueño, ha mostrado su satisfacción y honor por poder contribuir a que los alumnos de la Escuela se hayan sentido «artistas de verdad, que es lo que son y lo que van a ser en el futuro», el delegado provincial de Educación, Cultura y Deportes, José Gutiérrez, ha valorado que este trabajo se quede en Toledo y vaya a ampliar más su oferta cultural. También ha animado a los toledanos a visitar la instalación y a consumir cultura, porque, según ha aseverado, es «segura».

Ha cerrado el acto de inauguración el concejal de Cultura, Teo García, que ha agradecido a las diferentes partes implicadas en este proyecto su aportación y, en especial, a la directora de la Fundación Jorge Marín. «Su empeño, tesón e ilusión han hecho posible que las alas tengan alma».

«Esta acción educativa ejemplar, innovadora y gratificante de Toledo ha ser punta de lanza del desarrollo cultural y educativo de la región», ha manifestado el edil, que también ha recalcado cómo la obra de Jorge Marín, que desde octubre del pasado año acoge la Puerta de Bisagra, ha interactuado con la ciudadanía.

EXPERIENCIA PLÁSTICA Y SENSORIAL

‘Alas de México/Alas de Toledo’, que se podrá visitar hasta el próximo lunes, es una experiencia plástica y sensorial que mezcla el audiovisual con lo sonoro. Además de las alas de alma metálica, de cuyas plumas penden palabras que brotan como conceptos, tales como libertad, creatividad o viaje, entre otras, en la muestra se van a escuchar varias entrevistas realizadas a los alumnos participantes.

La instalación reproduce también una ‘playlist’ con la música que inspiró y acompañó a los artistas emergentes durante los días de trabajo en el taller, y se proyectará una serie de audiovisuales que dan cuenta de dicho proceso creativo.

De igual modo, comprende la muestra de ocho cortometrajes realizados por estudiantes que cursan audiovisual en la Escuela de Arte de Toledo que dan testimonio a jóvenes migrantes que narran su historia personal inspirados en la obra ‘Alas de México’ de Jorge Marín.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here