El Grupo Municipal de Izquierda Unida-Podemos de Toledo ha asegurado que el Ayuntamiento de Toledo ha ingresado a la empresa (Sufi primero y Valoriza después) que gestiona la privatización del servicio público de limpieza viaria más de ocho millones de euros «para el beneficio empresarial» debido a que, según afirma, así lo estipula el contrato que finaliza este año 2020.

Así lo ha explicado el portavoz de Izquierda Unida-Podemos de Toledo, Txema Fernández, indicando que el problema de las privatizaciones yace en que se introducen criterios económicos en la prestación de servicios públicos, según ha informado la formación en nota de prensa.


Advertisement
Advertisement

Fernández ha señalado que estos aspectos económicos son beneficiosos para la empresa adjudicataria y no tienen en cuenta en muchas ocasiones la calidad del servicio o si responde las demandas vecinales como principal factor.

En concreto, ha detallado que los toledanos y toledanas han pagado más de 8.000.000 euros porque así lo estipula el contrato. Primero, ha apuntado que el acuerdo recoge que la empresa adjudicataria tiene asegurado el 6% del total del contrato (8.387.330 euros en la actualidad) «para su beneficio industrial». De esta manera, ha supuesto medio millón de euros al año durante 14 años, sumando un total de 7.000.000 de euros de beneficios para la adjudicataria.

Además, ha añadido que, en los años 2019 y 2020, el Ayuntamiento ha pagado más de un millón de euros, a parte de lo que recoge el contrato, a la empresa adjudicataria en concepto de equilibrio empresarial de la concesión «porque no les salen sus cuentas».

GESTIÓN PÚBLICA


Advertisement

«Para no malgastar tantos millones de euros», ha demandado que el servicio de limpieza viaria sea gestión pública ahora que se acaba la durabilidad del contrato.

«Cuando se licita un contrato, el Ayuntamiento de Toledo tiene guardado en un cajón el dinero del coste de ese servicio para poder hacer frente a las mensualidades que debe a la empresa concesionaria. No es, por lo tanto, un problema de liquidez es un problema de voluntad política el gestionar los servicios públicos de forma directa o mediante empresas», ha manifestado.

En este sentido, ha subrayado que la legislación en la actualidad permite la gestión de los servicios públicos desde empresas municipales con capital 100 por ciento público y el Consistorio toledano tiene una empresa municipal de capital público debiendo explorar las posibilidades que se ofrecen.



La apuesta del Grupo Municipal de Izquierda Unida-Podemos, según ha destacado Fernández, «es clara e inequívoca» y pasa por recuperar la gestión pública de los servicios para hacerlos más transparentes, más rentables y baratos repercutiendo en una gestión más eficaz y eficiente de los mismos.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre