Agentes de la Policía Nacional han detenido a 10 personas, pertenecientes a varios grupos de origen español y búlgaro, que se dedicaban, presuntamente, a defraudar a compañías aseguradoras de vehículos en localidades de Madrid y Toledo.

Los arrestados llevaban a cabo sus actividades delictivas mediante diferentes «modus operandi», como la matriculación de vehículos robados en España como vehículos importados con documentación falsa, o la matriculación fraudulenta en España de un vehículo procedente de Emiratos Árabes simulando ser de la Unión Europea, ha informado la Policía Nacional en nota de prensa.



Además, en el registro de una vivienda en la localidad de El Casar de Escalona (Toledo), los agentes desmantelaron una plantación indoor de marihuana con 410 plantas.

DESARROLLO DE LA OPERACIÓN

A mediados de julio del año en curso, y tras diversas gestiones policiales practicadas, los agentes detectaron el robo de un vehículo de alta gama, valorado en más de 180.000 euros, en una calle de Pozuelo de Alarcón (Madrid).

Asimismo, los investigadores tuvieron conocimiento de que dicho coche fue fotografiado en un camión porta-coches en la localidad de Martinci (Serbia) a principios de ese mismo mes. El autor del material gráfico colgó la fotografía en un portal utilizado por muchos aficionados a los coches en todo el mundo.



Durante la investigación, los agentes lograron identificar el camión que había transportado el vehículo de alta gama, así como al conductor de aquel, quien finalmente fue localizado en la localidad valenciana de Gandía.

De la declaración del mismo se pudo averiguar que dicho vehículo fue cargado en esa ciudad junto con otros vehículos, y que detrás del transporte en cuestión se encontraba otro ciudadano búlgaro. Además del vehículo de alta gama, otros dos de los coches transportados a Bulgaria tenían un embargo en España, habiendo sido matriculados en el país búlgaro con el fin de evadir el embargo.

DENUNCIAS FALSAS POR ROBOS DE VEHÍCULOS

Durante el curso de las investigaciones, los agentes tuvieron conocimiento del robo de otro vehículo advirtiendo, además, que no concordaban los datos aportados por el denunciante.



Después de recabar información, tanto de la Dirección General de Tráfico como de las compañías aseguradoras, los investigadores averiguaron que se trataba de una póliza reciente en la que ningún perito había verificado el estado del vehículo antes de asegurarlo.

Asimismo, los agentes descubrieron que ese vehículo asegurado había tenido un golpe frontal por alcance con otro vehículo un mes antes del robo y que, probablemente, no había podido ser reparado.

Tras las pesquisas realizadas, los agentes averiguaron que el vehículo había sido escondido en una finca en la localidad de El Casar de Escalona (Toledo) y detectaron que uno de los residentes en dicha finca era un conocido «conseguidor» de vehículos para otros grupos criminales.

LOCALIZACIÓN DE MARIHUANA Y FLUIDO ELÉCTRICO ILEGAL



De esta forma, tras diversas vigilancias realizadas por los agentes, se pudo confirmar la existencia de un enganche ilegal al suministro eléctrico. A raíz de todos estos hallazgos, se realizó una entrada y registro en el domicilio y los agentes intervinieron el vehículo denunciado como robado así como 410 plantas de marihuana ubicadas en una plantación indoor. Además, los investigadores desmontaron la instalación eléctrica ilegal, las lámparas y otros útiles para su posterior destrucción.

Asimismo, los agentes advirtieron otra denuncia por robo de un vehículo, también de gama alta y, según las gestiones de investigación, se pudo demostrar que había sido utilizado por su propietario con fecha posterior a la denuncia.

MATRICULACIÓN FRAUDULENTA Y DOCUMENTACIÓN FALSA

Con el avance de la investigación, los agentes comprobaron que otros dos vehículos, siendo uno de ellos de alta gama, habían sido matriculados en España por una empresa regentada por ciudadanos búlgaros quienes al parecer disponían de un lavadero de vehículos en Arganda del Rey (Madrid).



Los investigadores lograron recuperar uno de los vehículos y detuvieron a cuatro ciudadanos búlgaros autores de los robos así como de la falsificación de dichos vehículos.

Fruto de las comprobaciones efectuadas, los agentes descubrieron otra modalidad empleada por los grupos criminales que no es sino la utilización de documentación falsificada de otros países de la Unión Europea para matricular vehículos ajenos a la Unión Europea y evitar así el pago de los aranceles correspondientes.

A raíz de dichas investigaciones, se localizó un vehículo de alta gama matriculado en España con una documentación falsificada de Alemania. Tras identificar el vehículo, los investigadores comprueban que el vehículo ha sido adquirido en Emiratos Árabes y ha sido matriculado en España de forma fraudulenta como si se tratara de un vehículo procedente de Alemania.

Finalmente, la operación se ha saldado con la detención de 10 ciudadanos de origen español y búlgaro a los que se les imputan los delitos contra la salud pública, defraudación de fluido eléctrico, simulación de delito, estafa y pertenencia a grupo criminal.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre