La Guardia Civil ha detenido a dos hombres de 28 y 39 años de edad, por los delitos de cultivo o elaboración de estupefacientes y defraudación del fluido eléctrico. Se han incautado 1.250 plantas de marihuana en avanzado estado de crecimiento y se ha desmantelado toda la instalación, valorada en unos 50.000 euros, que estaba dispuesta en una vivienda de la localidad de Nombela.

El pasado mes de mayo, el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Guardia Civil de Toledo, inició una investigación  a partir de las informaciones de las que disponía sobre un posible cultivo ilegal de marihuana en la zona norte de la comarca de Torrijos. Esta investigación les llevó hasta la localidad de Nombela, una población de apenas 854 habitantes, lo que dio origen a la operación NOMBE.

Los agentes centraron su investigación en una vivienda ubicada a unos 9 kilómetros del núcleo urbano por un camino de tierra, con una parcela de unos 2.000 m² y que se encontraba en régimen de alquiler, por lo que confirmaron la identidad de las personas relacionadas con esta propiedad y la del hombre que vivía en su interior, todos ellos naturales de la provincia de Ávila.

Una vez verificados todos los datos, el Equipo EDOA solicitó a la Autoridad Judicial una autorización de entrada y registro, el cual se llevó a cabo con la colaboración de la USECIC de la Comandancia de Toledo.

Los agentes descubrieron una plantación intensiva de alto rendimiento de marihuana instalada en la parte inferior de la construcción de vivienda, con una infraestructura valorada en unos 50.000 euros y de donde se incautaron 1.250 plantas en avanzado estado de crecimiento.

Igualmente comprobaron, con personal especializado de una empresa de electricidad, que se había realizado una conexión ilegal a la red general de fluido eléctrico.

La Guardia Civil detuvo a dos de los investigados en este operativo, uno que se encontraba en el interior de la parcela y otro al ser detectado por los agentes cuando circulaba por el mismo camino de acceso a la propiedad, ambos como presuntos autores de los delitos de cultivo o elaboración de estupefacientes y defraudación del fluido eléctrico. Estas personas fueron puestas a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción correspondiente de Torrijos.

La operación continúa abierta y hay una persona más identificada y relacionada con estos delitos, por lo que no se descartan más detenciones.

La Guardia Civil agradece a los ciudadanos su colaboración y recuerda que el teléfono de urgencias del que dispone  la Guardia Civil, 062, está las 24 horas a su disposición. Igualmente se informa de la existencia de la aplicación de móvil gratuita ALERTCOPS para que ante cualquier eventualidad puedan ponerse en contacto con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here