La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) denuncia una nueva situación de colapso en el Servicio de Urgencias del Hospital Virgen de la Salud de Toledo, que «actualmente cuenta con 58 pacientes a la espera de ingreso».

CSIF expone que Urgencias se ha convertido «en un circuito sucio, ya que comparten espacio pacientes sospechosos de Covid-19 con otros que acuden con otras patologías».

La responsable del Sector de Sanidad de CSIF Toledo, Marisa García, señala que «el hacinamiento es absoluto, para evitar imágenes de camillas en los pasillos se han trasladado a los pacientes a las salas de espera. Es muy duro, faltan camas, hay habitaciones bloqueadas y además se retrasan los traslados al Hospital del Valle», ha informado el sindicato en nota de prensa.

El hartazgo de los trabajadores es «absoluto», reseña García, que añade que «Urgencias se ha convertido desde haces meses en una nueva planta, la Gerencia no entiende que el personal y los recursos son de Urgencias y no los propios de hospitalización».

CSIF denuncia que, «desgraciadamente, esta situación no es nueva, pues desde el inicio de la pandemia los episodios de colapso han sido recurrentes y no se han tomado las medidas para solucionarlo».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here