El primer Pleno del Ayuntamiento de Talavera de la Reina (Toledo) de la legislatura ha aprobado el nuevo organigrama municipal y la reducción de las liberaciones de los concejales que pasarán de 13 a 11 pese a las críticas de los grupos de la oposición (PP, Cs y Vox) que han votado en contra por la falta de negociación al respecto.

El pleno ha aprobado el salario de la alcaldesa que, según han confirmado fuentes municipales, será de 72.000 euros brutos anuales en 14 pagas. También ha dado luz verde a la asignación de los grupos municipales, de 2.000 euros por grupo más 450 por concejal, con lo cual el PSOE con 14 concejales recibirá 8.300 euros; el PP con cinco concejales 4.250 euros; Cs con tres concejales 3.350 euros y Vox también tres concejales con 3.350 euros.



En declaraciones a los medios, la portavoz del equipo de Gobierno, Flora Bellón, ha defendido que la propuesta sobre el régimen de dedicación exclusiva es una decisión «muy meditada y responsable» de la alcaldesa, Tita García, al estar acorde con la situación económica del Ayuntamiento.

Además de la reducción de las liberaciones a 11 (9 del PSOE y 2 que se reparten entre PP, Cs y Vox), según ha señalado la portavoz, también se ha reducido el personal eventual de confianza de 9 a 6 trabajadores, uno de las cuales realizarán las labores administrativas para los tres grupos de la oposición.



En la misma línea ha destacado la congelación de la asignación a los grupos políticos con representación municipal, que se mantiene igual que cuando se acordó el 26 de junio de 2007, y que supondrá un total de 2.000 euros por grupo, así como 450 euros por concejal.

Durante su intervención en el Pleno, Bellón ha insistido que esta medida va a suponer un ahorro cercano a los 600.000 euros en toda la legislatura, 150.000 euros anuales, y ha recalcado que los primeros que tienen que dar ejemplo son los políticos.



«Venimos a gobernar con compromiso y para devolver a Talavera la confianza que ha depositado en nosotros, con mano tendida. Espero la colaboración de la oposición en todo lo que pensamos que va a ser bueno para la ciudad», ha indicado.

Precisamente este punto es el que más críticas ha recibido por lo que Bellón ha mostrado su «decepción» con la actitud de la oposición que no ha considerado la propuesta de «proporcionada».

DECISIÓN «UNILATERIAL Y SIN NEGOCIACIÓN»



De hecho, la portavoz de Ciudadanos, Susana Hernández, ha acusado al equipo de Gobierno de «prejuicio, de falta de información o directamente de despotismo» por tomar la decisión «unilateral y sin resquicio para la negociación» de dos liberaciones parciales para Cs y Vox.

Hernández ha mostrado su respeto por el trabajo que realizan todos los grupos municipales, y no solo los que tienen dedicación de gobierno, lo cual va unido a una dedicación «de 365 días al año».



En ese momento ha recordado las 4.294 personas que votaron a Cs en las elecciones municipales y que ahora, ha dicho, «solo se les puede representar a medias», a la vez que ha culpado a Tita García de querer gobernar solo para sus votantes.

«La tónica de su Gobierno va a ser pasar el rodillo a los grupos de la oposición en base a su mayoría absoluta», a lo que ha añadido que no entiende entonces su discurso de toma de posesión como alcaldesa en el que tendió la mano a los grupos de la oposición.



Por su parte, el portavoz del grupo municipal del PP, Santiago Serrano, ha deseado que determinados asuntos vayan por consenso en el Ayuntamiento, a pesar de que el PSOE tenga la mayoría absoluta, lo cual supone, ha señalado, «blindar la posición de la ciudad en todo lo que es importante».

Serrano, que compartirá la liberación asignada al PP con la viceportavoz de su grupo, Belén Delgado, ha justificado el voto del PP en contra del régimen de dedicación exclusiva y el del personal eventual porque, en su opinión, la alcaldesa «no ha querido negociar nada con el resto de grupos de la oposición».



También el portavoz del grupo municipal de Vox, David Moreno, ha querido transmitir su disconformidad con estos puntos pues el equipo de Gobierno pretende, a su juicio, que «los grupos de la oposición asuman la rebaja del gasto político, cuando los 14 concejales del PSOE van a cobrar un sueldo público».

En este sentido, Moreno ha insistido en que hubiesen preferido un «reparto proporcional en cuanto al ahorro del gasto político» y no que todo proceda de los grupos de la oposición; así como criticar el gasto que supone cambiar toda la denominación de todas las concejalías.

En el Pleno han quedado aprobadas por unanimidad las propuestas de Alcaldía relativas a la sesiones ordinarias de los plenos, la composición de las seis comisiones informativas ordinarias y las cuatro especiales con 12 miembros (siete PSOE, tres PP, uno Cs y uno Vox) y la de designación de los representantes en los organismos públicos y órganos colegiados; además de la toma de conocimiento en la designación de los miembros de la Junta de Gobierno local, los tenientes de Alcalde, los concejales con delegación de competencias y la constitución y designación de portavoz y viceportavoz de los grupos políticos municipales.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre