La consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez, ha anunciado que este mismo miércoles se ha iniciado el expediente para la declaración de Bien de Interés Cultural, con la categoría de Monumento, del Puente Viejo de Talavera de la Reina.

«Es importante poner en valor el patrimonio cultural que tiene una localidad supone darlo a conocer también fuera», ha añadido al respecto la consejera.



La responsable de Cultura del Gobierno regional ha visitado el puente acompañada por la alcaldesa de la ciudad, Tita García Élez; la viceconsejera de Cultura y Deportes, Ana Muñoz; los delegados de la Junta en Toledo y Talavera, Javier Úbeda y David Gómez y el delegado de Educación en esta provincia, José Gutiérrez, según ha informado la Junta en nota de prensa.

«REVULSIVO»

De su lado, la alcaldesa de Talavera ha ensalzado la recuperación del patrimonio en la ciudad como «revulsivo y factor de crecimiento y desarrollo». «Es uno de nuestros objetivos como equipo de Gobierno, desde el inicio» y ha puesto en valor que en este trabajo «tenemos como aliado al Gobierno de Castilla-La Mancha».

En este punto, ha hablado de las actuaciones de rehabilitación y consolidación que se vienen haciendo en tramos de muralla como El Salvador o El Charcón, en el yacimiento de Entretorres y la próxima acción que también vendrá a afianzar la estructura de la Casa de los Canónigos. «Para nosotros es una apuesta decidida, porque nos sentimos muy orgullosos de nuestro patrimonio y queremos que sea un motor de empleo y crecimiento».

Así ha celebrado el anuncio en relación al inicio del expediente para la declaración del Puente Viejo o Romano como BIC, con la categoría de monumento.

«Una noticia muy importante en la que venimos trabajando de forma conjunta», ha señalado, para agregar que también la consejera ha destacado como herramienta para «poner en valor el patrimonio cultural que tiene una ciudad para darlo a conocer también fuera».

«Se consigue más remando junto que si lo hacemos cada uno por un sitio» «Buenas noticias que nos vienen a ilusionar y demostrar que la colaboración y lealtad institucional tiene sus frutos», ha dicho la alcaldesa a los periodistas, porque «se consigue más remando juntos que si lo hacemos cada uno por un sitio».



En relación a este trabajo coordinado y conjunto entre Ayuntamiento y Gobierno regional, García Élez también se ha referido a otro proyecto, que ya está en fase de licitación, como es la iluminación artística de la muralla de la calle Carnicerías, entre las torres albarranas 1 y 3.

EL PUENTE VIEJO

El Puente Viejo o de Santa Catalina, que ha servido históricamente de vía de comunicación con la vega ubicada en la margen sur de la ciudad, tiene sus orígenes en una estructura anterior de época romana, cuya obra es parcialmente reaprovechada como cimentación de las primeras pilas en el margen septentrional.

La referencia documental más antigua del puente data de 1227, cuando el rey Fernando III ordena controlar el trasiego comercial en los puentes del Tajo. Ha sido reconstruido en varias ocasiones, la más importante en la primera mitad del siglo XV.

Tras el paso de los siglos, ya en el siglo XX, gracias al proyecto de ejecución de las obras de ordenación hidráulica del rio Tajo entre Bolarque y Talavera, tramo Talavera de la Reina, fue posible poner en marcha una serie de acciones destinadas a su acondicionamiento y puesta en uso para peatones y ciclistas.

Existen particularidades que caracterizan de forma singular al Puente Viejo. Una gran parte de sus ojos son diferentes entre sí, fruto de las sucesivas reformas constructivas que fueron moldeando el puente de forma irregular.

Por las formas de estos ojos se puede deducir que los arcos apuntados corresponden al periodo Gótico-Pleno Medieval, los de medio punto están más asociados al Renacimiento-Baja Edad Media, mientras que el empleo de arcos rebajados o escarzanos, está vinculado al periodo Bajomedieval-Moderno. Por su parte, el empleo de pilares con pasarelas en el sector sur es de época contemporánea.

Con esta declaración, Talavera de la Reina contará con 17 Bienes de Interés Cultural. El Puente Viejo se unirá así a la Basílica del Prado; la Casa Palacio de la Calle Sol, 21; la Colegiata de Santa María; el Colegio Cervantes; el Colegio de San Prudencio; el Convento de la Encarnación o Bernardas; la Hospedería de Santiago; la Iglesia de San Francisco; la Iglesia de Santiago; la Iglesia del Salvador; el Palacio de los Marqueses de Villatoya; los Jardines del Prado; el recinto amurallado; el propio conjunto histórico de la ciudad; la cerámica como bien inmaterial; y la villa romana de ‘El Saucedo’ en Talavera la Nueva.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre