La Guardia Civil ha detenido a tres hombres, con edades comprendidas entre los 21 y los 45 años, por un delito de robo con fuerza en las cosas en una vivienda de la localidad de Seseña, tras la llamada de su propietaria.

En la mañana del día 27 de octubre, la propietaria de una vivienda de la localidad de Seseña se puso en contacto con el Puesto de la Guardia Civil de esta localidad para comunicar un posible delito de robo dentro en su propiedad, por lo que agentes del Área de Investigación y del Puesto de la Guardia Civil de este municipio se desplazaron inmediatamente al lugar.



Los agentes comprobaron que la puerta principal estaba abierta y con síntomas de haber sido forzada, a la vez que observaron como varias personas se asomaban desde una ventana superior abuhardillada y se volvían a esconder en el interior, ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

Estos delincuentes, al saberse descubiertos intentaron huir, uno por los tejados de las viviendas anexas hasta que se introdujo por la ventana abierta en una de ellas, y dos saltando los muros de los patios de las propiedades colindantes.

La Guardia Civil informó de lo ocurrido al propietario de la vivienda donde se había visto entrar a uno de ellos, y permitió su entrada, siendo este descubierto en la planta superior, mientras que los otros fueron interceptados de forma casi inminente, por lo que fueron detenidos los tres por un delito de robo con fuerza en las cosas.


Advertisement

Los agentes inspeccionaron el interior de la vivienda donde habían sido sorprendidos, así como sus inmediaciones en la vía pública, donde localizaron un vehículo relacionado con uno de estos hombres que ya había sido detenido, el pasado mes de abril, por un delito contra la Seguridad Vial, al conducir dicho vehículo sin haber obtenido nunca autorización para ello.

La Guardia Civil lo inspeccionó y halló en el interior numerosas herramientas de las que suelen usar los delincuentes para cometer hechos delictivos y evidencias de que estas personas podrían haber pasado la noche en su interior, a la espera de que la propiedad donde entraron quedara vacía.

Igualmente los agentes comprobaron que todos se encontraban en situación irregular dentro del país y que uno de ellos además tenía en vigor una orden judicial, dictada por la Audiencia Provincial de Zaragoza, como extranjero no admisible en territorio Schengen.

Tras la instrucción de las correspondientes diligencias, la Guardia Civil ha puesto a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Guardia correspondiente a estos tres delincuentes por un delito de robo con fuerza en las cosas.

La Guardia Civil agradece a los ciudadanos su colaboración y recuerda que el teléfono de urgencias del que dispone la Guardia Civil, 062, esta las 24 horas a su disposición. Igualmente se informa de la existencia de la aplicación de móvil gratuita Alertcops para que ante cualquier eventualidad puedan ponerse en contacto con las Fuerzas y Cuerpo de Seguridad del Estado.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre