Agentes de la Policía Nacional han detenido a una persona como presunta autora de un delito contra la salud pública en la localidad toledana de Pepino, que tenía habilitadas varias estancias en su vivienda destinadas a cultivar hasta 410 plantas de ‘cannabis sativa’, de la cual se extrae la marihuana.

Las investigaciones comenzaron gracias a la permanente labor de control que la Guardia Civil realiza sobre aquellos puntos negros de venta de droga existentes en la ciudad y sobre urbanizaciones de la comarca que pudieran albergar este tipo de plantaciones, ha informado la Policía Nacional en nota de prensa.



Fruto de este trabajo, los agentes pudieron averiguar que una vivienda situada en una urbanización de la localidad toledana, en la que ya se han desmantelado otras dos plantaciones, ocultaría un laboratorio clandestino de marihuana, culminando la operación con la detención de su morador y la incautación de 410 plantas de cannabis sativa en avanzado estado de crecimiento.

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre