El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, que ha indicado que será la autopsia la que ofrezca datos concluyentes sobre la muerte de un preso en su celda de la cárcel de Ocaña (Toledo), ha precisado que no presentaba «ningún indicio ni señal de violencia».

Preguntado este lunes durante la presentación de la campaña de la DGT sobre control de alcohol y drogas sobre este caso concreto, el delegado del Gobierno en la región ha explicado que el preso apareció muerto este pasado sábado en su celda, en la que estaba solo.


Santiago Apostol
Bogas Bus

«Tanto el equipo de la comitiva judicial como el de policía judicial de la Guardia Civil se desplazaron al lugar de los hechos para realizar las pertinentes investigaciones. Hasta no tener datos concluyentes de la autopsia, no se conocerán las causas», ha insistido Tierraseca.


EUROCAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre