El Ayuntamiento de Mora ha suspendido de nuevo la LXIV Fiesta del Olivo en 2021, tras acuerdo en Junta de Gobierno Local, por la grave situación de crisis sanitaria, ya que no se puedan garantizar las condiciones de seguridad necesarias y «se deben evitar aglomeraciones y el aumento del número de contagios».

La tradicional Fiesta del Olivo, debería celebrarse 24, 25 y 26 de abril de 2021, pero se suspende, por segunda vez consecutiva, hasta el próximo año 2022. «El año próximo los morachos la cogeremos con el triple de ganas y la disfrutaremos de una manera muy intensa y especial», ha confiado su alcalde, Emilio Bravo.



Este hecho «jamás había sucedido en sus 65 años de historia, ya que siempre se había celebrado de manera interrumpida hasta la llegada el pasado año de la actual pandemia», ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

«AÚN QUEDA UN LARGO CAMINO»

Bravo ha señalado que han estado «esperado la vuelta a la normalidad, confiados en que los efectos de la vacunación, permitiese la celebración de nuestra fiesta, pero lamentablemente estamos comprobando que aún queda un largo camino para conseguir una situación que permita la celebración de una fiesta con las características de nuestra Fiesta del Olivo».



Al igual que el pasado año, el Consistorio ha valorado todas las posibilidades para la celebración de la Fiesta, pero se han encontrado una y otra vez con la necesidad de suspenderla por la situación sanitaria actual.

A modo de ejemplo, señalan que para la celebración de su Desfile-Concurso de Carros y Carrozas engalanadas, decenas de peñas y carroceros trabajan durante meses en una nave municipal que el Ayuntamiento pone a su disposición para la construcción de estas carrozas, «algo que con las a las indicaciones y restricciones de las autoridades sanitarias actuales, no sería posible».



El alcalde de Mora considera que sus vecinos también son conscientes de la situación y está convencido de que comprenderán que haya tomado esta «difícil decisión un año más», que ha defendido como «la mejor decisión posible», ya que esta fiesta trasciende «fronteras locales, provinciales, regionales y reciben visitantes de todos los puntos de España».

«Ni el frío, ni la lluvia y en algunas ocasiones hasta la nieve, ha sido capaz de privar a los morachos de su Fiesta del Olivo. Pero ahora tenemos una razón de peso, la COVID-19, para suspenderla por segundo año consecutivo», ha asegurado el regidor moracho.



En la Fiesta del Olivo, miles de morachos y personas llegadas de todos los puntos de la geografía española se congregan durante los tres días de celebración, en torno a sus actos multitudinarios, como pueden ser el Pregón, el Desfile de Carros y Carrozas engalanadas, así como los diferentes concursos, exposiciones o verbenas.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre