La mujer de 40 años de edad, cuyo cuerpo fue hallado el pasado lunes 30 de marzo dentro de la arqueta de una gasolinera en la localidad toledana de Cazalegas, murió accidentalmente.

El informe de la Policía Judicial de la Guardia Civil, que investigaba los hechos, ha concluido que este fallecimiento se produjo de forma accidental, tal y como han confirmado fuentes de la Delegación del Gobierno en la región.



Fue a las 19.40 horas del lunes 30 cuando se recibió el aviso de una persona que alertaba del hallazgo del cuerpo y aunque en principio no se descartaba ninguna hipótesis, finalmente se ha dado por cerrado el caso.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre