El decreto de guías turísticos de Castilla-La Mancha, que introduce una disposición transitoria por el que aquellos que se han habilitado en otras comunidades podrán obtener la habilitación regional si acreditan que han ejercido de forma ininterrumpida en los dos años anteriores a su entrada en vigor, entrará en vigor en 20 días desde su publicación.

En concreto, el departamento que dirige Patricia Franco señala que el objeto de esta disposición transitoria es regular un régimen de habilitación extraordinario para aquellos guías que no habiendo podido obtener la habitación en Castilla-La Mancha por no haberse convocado pruebas de habilitación para ello desde el año 2008, han optado por habilitarse como guía en otras Comunidades Autónomas para poder ejercer como guía en la región.

Y que, además, añade, acrediten haber prestado, de forma ininterrumpida, en los dos años inmediatamente anteriores a la entrada en vigor del presente decreto o en los tres años de forma interrumpida en los últimos diez años, de manera habitual y retribuida, servicios de asistencia, acompañamiento e información en materia cultural, artística, histórica y geográfica a los turistas en Castilla-La Mancha.

SOLVENTAR UNA ANOMALÍA

«El objetivo es solventar una anomalía producida por no haberse convocado pruebas de habilitación en el transcurso de 12 años, a pesar de que el Decreto 96/2006, de 17 de julio, de ordenación de las profesiones turísticas en Castilla-La Mancha, que al igual que la mayoría de las Comunidades Autónomas, establecía como única forma de acceso a la profesión de guía de turismo la superación de pruebas específicas», reza el decreto.

Se establece, por tanto, según añade, un reconocimiento de su capacidad profesional a través de la experiencia demostrable en el ejercicio de la profesión en el territorio de Castilla-La Mancha.

Concretamente, las personas habilitadas como guías de turismo por otras Comunidades Autónomas o Ciudades Autónomas podrán obtener la habilitación expedida por la Administración de Castilla-La Mancha, quedando eximidas de realizar la prueba de habilitación, en todos sus módulos, acreditando, mediante un certificado de vida laboral expedido por la Tesorería General de la Seguridad Social los requisitos antes mencionados.

En este caso, se acreditará igualmente uno de los idiomas que tengan en su habilitación expedida por otras Comunidades Autónomas.

SEIS MESES PARA ACREDITARLO

La solicitud de habilitación, que deberá presentarse en el plazo de los seis meses siguientes a dicha entrada en vigor del presente decreto, se realizará mediante el formulario que estará disponible en la sede electrónica de la Administración de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha (https://www.jccm.es).

Podrá presentarse en cualquiera de los siguientes lugares: Preferentemente de forma telemática con firma electrónica. Al presentarse de esta forma, la documentación a aportar podrá ser digitalizada y presentada junto a la solicitud como archivos anexos a la misma.

También podrá presentarse en cualquiera de los registros y por los medios previstos en el artículo 16.4 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas.

TAMBIÉN SE RECOGEN EXÁMENES

No obstante, el decreto recoge que la habilitación como guía de turismo de Castilla-La Mancha se obtendrá a través de la superación de unas pruebas de habilitación que convocará la consejería competente en materia de turismo.

Así, indica que el ejercicio de la actividad profesional de guía de turismo sin hallarse en posesión de la habilitación preceptiva o del previo reconocimiento de la cualificación como guía turístico establecido en cualquier otro Estado miembro de la Unión Europea, será considerado intrusismo profesional y se sancionará administrativamente.

La Consejería competente en materia de turismo convocará las pruebas para la habilitación como guía de turismo de Castilla-La Mancha cada dos años.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre