El Camino Natural de los Humedales de La Mancha cuenta con cerca de 150 kilómetros, divididos en cinco etapas y seis ramales, perfectos para pasear, hacer bicicleta y disfrutar de su flora y fauna única.

Así lo ha recogido somosCLM.com de la web del Gobierno de Castilla-La Mancha donde se explica que el itinerario del Camino Natural de los Humedales de La Mancha recorre caminos anchos de suave relieve entre las provincias de Toledo, Ciudad Real y Cuenca.


Vinicola Inline
Vinicola Inline

Además, los caminos de La Mancha, que están incluido dentro de la Red del Programa de Caminos Naturales de España, conectan con el Camino Natural del Guadiana y con el Camino Natural Vía Verde del Trenillo en el tramo que pasa por Villacañas (Toledo) y Quintanar de la Orden (Toledo).

La primera etapa del Camino Natural de los Humedales de La Mancha comienza en el tramo que va desde Villacañas hasta la toledana localidad de Quero con 27 kilómetros de recorrido. En concreto, dejando atrás el municipio villacañero y sus característicos silos, se puede visitar todo el complejo lagunar de esta población iniciando por la Laguna Larga, continuando por la Laguna Tirez para finalizar en la Laguna de Peñahueca.

Entre las dos últimas lagunas, el río Riánsares desemboca en el río Gigüela dando lugar a la Laguna del Taray, en el término municipal de Quero. Tras pasar las Lagunas y Albardinales del Gigüela el trazado llega al núcleo urbano de Quero, custodiado por su restaurado molino de viento.


AMFAR – Mujeres desarrollo rural

Por su parte, la segunda etapa Quero-Villafranca de los Caballeros se caracteriza por la extracción de sal y los antiguos baños medicinales. Este tramo discurre duratne 14 kilómetros desde la Laguna Grande de Quero y progresa hacia el río Gigüela pasando por las Lagunas y Albardinales del Gigüela. A continuación esta etapa rodea la Laguna Chica de Villafranca de los Caballeros para finalizar en la Laguna Grande de Villafranca de los Caballeros.

La tercera etapa tienen cerca de 19 kilómetros de distancia y cuenta con una  gran densidad de humedales. EN concreto, el itinerario comienza en la Laguna Grande de Villafranca y sigue por visita la Laguna de la Sal.

CAMINO NATURAL EN CIUDAD REAL


AMFAR – Discriminación multiple

El Camino Natural de los Humedales de La Mancha abandona la provincia de Toledo atravesando el río Gigüela cuyo cauce marca el límite provincial para entrar en Ciudad Real alcanzando la Laguna de Las Yeguas, la Laguna del Camino de Villafranca y finalmente la Laguna de la Veguilla. El final de este tramo, en Alcázar de San Juan, parte el Ramal de la Junta de los Ríos para finalizar la etapa tras cruzar el núcleo urbano alcazareño.

El tramo que recorre el Camino Natural de los Humedales de La Mancha entre Alcázar de San Juan y Pedro Muñoz es la etapa con mayor longitud con un total de 29 kilómetros. Esta cuarta etapa comienza su recorrido al sureste de Alcázar de San Juan alcanzando las tierras de Campo de Criptana, donde Don Quijote confundió sus molinos con gigantes.

Esta etapa se caracteriza por ser una tierra compuesta viñedos que se aprecian hasta la Laguna del Retamar que precede al pueblo de Pedro Muñoz donde la Laguna del Pueblo y la Ermita de San Isidro se visitan por sendos ramales.



Finalmente, el Camino Natural de los Humedales de La Mancha concluye con una quinta etapa que discurre desde Pedro Muñoz hasta el municipio conquense de Las Mesas. Tras dejar atrás los viñedos de Pedro Muñoz, el camino continúa por la Laguna de Alcahozo con un ramal de casi 15 kilómetros que visita el Complejo Lagunar de Manjavacas en su totalidad para acabar el trayecto en la Laguna del Taray Chico.

EUROCAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre