El presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero, ha visitado este sábado las obras de rehabilitación de acceso a la zona del Hundimiento, en Ruidera. Unas obras que tienen como fin mejorar la accesibilidad del entorno para las personas con movilidad reducida y que todos los ciudadanos puedan disfrutar de este gran paraje natural.

Las obras, que han sido sufragadas gracias a una subvención nominativa de la Corporación provincial por importe de 40.000 euros, tenían por objeto habilitar un paso para que todos los turistas puedan acceder a esta zona del parque natural. Una actuación pensada especialmente para personas mayores y con movilidad reducida, ha informado la Diputación en nota de prensa.



Caballero ha resaltado la importancia de la colaboración entre Ayuntamiento y Diputación para que este enclave natural sea accesible a toda la población, y señalaba cómo «aunque el costo es pequeño es inmenso el valor que tiene como infraestructura para que avancemos en integración e igualdad, y personas con movilidad reducida puedan disfrutar de un paraje espectacular, insuperable, y posiblemente inigualable».

El presidente de Cocemfe, Eloy Sánchez de la Nieta, ha señalado cómo gracias a estas obras «todo el colectivo de personas con discapacidad, que tengan movilidad reducida o con dificultades para moverse, podrán hacerlo en condiciones perfectas porque la instalaciones son inmejorables y reúnen todas las condiciones de accesibilidad».



José María Serna, padre de una niña con movilidad reducida, ha destacado cómo la creación de esta nueva pasarela «ha supuesto ver a Alba sonreír» y lo increíble que es para ellos, tras más de 15 años visitando las lagunas, poder acceder con su hija a este paraje.

La alcaldesa de Ruidera, Josefa Moreno, ha reconocido el importante respaldo de la Corporación provincial a la localidad, y en concreto a colectivos de personas con discapacidad que en esta legislatura asciende a más de un millón de euros, y cómo este proyecto lo han creado «con toda la ilusión de hacerlo accesible a todas las personas para que puedan ver la magnífica catarata del Hundimiento, y personas como Alba, de movilidad reducida, puedan disfrutar de esta maravilla natural que tenemos en Ruidera».



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre