La patrulla del Seprona de la Guardia Civil de Atienza ha llevado a cabo una inspección en una explotación agrícola situada en el término municipal de Moratilla de Henares donde se encontraban una cincuentena de perros que presentaban numerosas irregularidades en materia higiénico sanitaria y documental.

Se trata de perros de diferentes razas que se dedicaban a la actividad cinegética formando parte de diferentes rehalas, ha informado la Guardia Civil en nota de prensa.

En la inspección que llevaron a cabo los agentes, se comprobó que los animales utilizaban como refugio bidones de chapa, contenedores de basura o casetas de obra. Asimismo, toda la zona estaba llena deexcrementos y algunos de los perros presentaban infecciones y presencia de parásitos.

La actuación se ha saldado con la constatación de numerosas infracciones y la denuncia del titular de los animales ante las administraciones competentes.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here