El Papa Francisco ha nombrado al conquense monseñor José Ángel Saiz Meneses, obispo de Tarrassa (Barcelona), nuevo arzobispo de Sevilla en sustitución de monseñor Juan José Asenjo Pelegrina, quien ha estado en el cargo 12 años.

Así lo ha anunciado este sábado en rueda de prensa el propio Asenjo, una decisión que le comunicó el 6 de abril el nuncio apostólico en España, Bernardito Cleopas Auza, y que han mantenido en secreto hasta que se ha hecho efectiva este sábado.



La toma de posesión de Saiz Meneses será el sábado 12 de junio a las 11,00 horas en la catedral. Hasta entonces, Asenjo permanecerá como administrador apostólico de la Archidiócesis.

Con la marcha de Asenjo, quien ha agradecido al Papa que haya aceptado en octubre de 2020 su renuncia entre otras cosas por sus problemas de vista, que «cada vez es más limitada», como él mismo ha reconocido, Sevilla tiene dos arzobispos eméritos, el propio Asenjo y su predecesor, Carlos Amigo Vallejo, una circunstancia no muy común.

BIOGRAFÍA



Saiz Meneses nació en Sisante (Cuenca) el 2 de agosto de 1956. En 1965 sus padres se trasladan a Barcelona por motivos de trabajo y tres años después ingresa en el seminario menor Nuestra Señora de Montalegre de la ciudad condal.

Hizo dos años de estudios de Psicología en la Universidad de Barcelona (1975-1977) para trasladarse después a Toledo, en cuyo seminario mayor realizó su formación (1977-1984) y donde fue ordenado sacerdote el 15 de julio de 1984. Ese mismo año obtuvo el bachiller en Teología por la Facultad de Teología de Burgos.



En 1993 obtuvo la licenciatura en la Facultad de Teología de Cataluña, donde también realizó estudios de doctorado.

El 30 de octubre de 2001 fue nombrado obispo auxiliar de Barcelona y consagrado el 15 de diciembre de este año. El 15 de junio de 2004 fue nombrado primer obispo de la entonces recién creada diócesis de Terrassa.



Asenjo ha resaltado que Saiz Meneses ha hecho «una gestión magnífica» en esa Diócesis, donde ha tenido que crear todo desde cero y ha dejado «un excelente seminario».

Saiz Meneses es miembro de la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Española desde marzo de 2020.

UNA ARCHIDIÓCESIS «RICA EN HISTORIA»



En una carta leída en la rueda de prensa, Saiz Meneses se dirige a la Archidiócesis y resalta que su nuevo destino es una provincia «rica, histórica, grandes frutos de santidad y servicio a las personas a lo largo de los siglos».

Ha encomendado el ministerio apostólico que va a iniciar a iniciar a las mártires Santa Justa y Rufina, a los obispos San Leandro e Isidoro, al beato Marcelo Spinola, a San Fernando Rey, a Santa Ángela de la Cruz y a la beata María de la Purísima.



«Pongo bajo el manto protector de la Virgen de los Reyes los anhelos pastorales de todos vosotros y el ministerio que pronto iniciaré. Que ella nuestra madre nos proteja y guíe nuestra salud, rezo por todos vosotros y me encomiendo a vuestras oraciones», concluye.

«REZAD POR ÉL»

En su intervención ante la prensa, Asenjo ha afirmado estar «muy contento» con el nombramiento de Saiz Meneses, pues Sevilla «ha tenido mucha suerte», que «en términos cristianos es providencia de Dios», se alegra de ello. «Quiero mucho a Sevilla, a los sevillanos, que les deseo lo mejor, y estoy muy contento con el sucesor».



Así pues, ha pedido «que lo recibáis como un pueblo bien dispuesto, como dice la palabra de Dios». «Va a ser un excelente arzobispo, estoy seguro. Rezad por él, acompañadle, acogedle, arropadle en su ministerio apostólico».

«Los obispos como los sacerdotes necesitamos del acompañamiento de nuestros fieles, pues arropad a José Ángel. Lo va a necesitar», ha subrayado, ya que la de Sevilla es una Archidiócesis «muy grande», con muchas instituciones «de todo tipo».

En este punto, ha dado las gracias al apostolado seglar, que «tienen tanta fuerza en Sevilla» y estos años han creado una agrupación, y a las hermandades. «Yo las conocía desde Córdoba –al llegar como obispo–, las he apreciado mucho estos años, son un don de Dios, un regalo, una gracia para esta Diócesis que, como tantas veces he dicho, preserva el humus cristiano de esta tierra, las raíces cristianas», ha añadido.

Preguntado por los momentos más difíciles en su cargo, ha preferido no contestar. «Me los guardo para disculpar a las personas que hayan podido causarme algún mal y rezar por ellas», ha respondido.

Respecto a la restauración de la Giralda, ha reseñado que tras sus 12 años en el cargo solo queda la cara norte y espera que acabe la pandemia y «vuelvan los turistas a la catedral» para tener «los recursos suficientes» para mantenerla, y que los ingresos por las visitas a este templo ayuden también a la conservación de otros; no obstante, «el patrimonio religioso esta notablemente bien conservado» en la Archidiócesis.

INMATRICULACIONES

Preguntado por las posibles inmatriculaciones indebidas por parte de la Iglesia en la provincia, ha dicho que «nadie» les ha citado para dar marcha atrás.

«Nos hemos atribuido aquello que era nuestro. La Iglesia no tiene ningún interés en apuntarse a su lista de propiedades aquello que no es suyo. Las Cortes Españolas que recibieron el listado de bienes nos han mandado la lista y puedo asegurar que nadie nos ha reclamado nada» y en caso contrario, «en seguido que se nos ha advertido hemos dado marcha atrás», ha subrayado.

Así, ha hecho mención de cuando era obispo de Córdoba y por «un error técnico» inmatricularon un quiosco de prensa cerca de San Hipólito de Córdoba; y en Sevilla, la misma situación con dos capillas propiedad de dos cofradías en las iglesias de San Lorenzo y El Salvador. «En estos dos casos como he dicho dimos marcha atrás. La Iglesia ha inmatriculado aquello que sabia que era suyo y si lo ha hecho con algún edificio que no era de su pertenencia, con mucho gusto hemos dado marcha atrás», ha agregado.

ASENJO

El hasta ahora arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo Pelegrina, nació en Sigüenza (Guadalajara) el 15 de octubre de 1945 y fue ordenado sacerdote en 1969.

Es Licenciado en Teología por la Facultad Teológica del Norte de España, sede de Burgos (1971). Amplió estudios en Roma donde realizó, desde 1977 hasta 1979, los cursos de Doctorado en Teología en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, y las Diplomaturas en Archivística y Biblioteconomía en las Escuelas del Archivo Secreto Vaticano y de la Biblioteca Apostólica Vaticana.

Los primeros años de su ministerio sacerdotal los desarrolló en su diócesis de origen, en Sigüenza-Guadalajara, donde trabajó en la enseñanza y en la formación sacerdotal. Estuvo vinculado especialmente al patrimonio cultural como director del Archivo Artístico Histórico Diocesano (1979-1981), canónigo encargado del Patrimonio Artístico (1985-1997) y delegado diocesano para el Patrimonio Cultural (1985-1993).

En 1993 fue nombrado cicesecretario para asuntos generales de la Conferencia Episcopal, cargo que desempeñó hasta su ordenación episcopal, el 20 de abril de 1997, como obispo auxiliar de Toledo. Tomó posesión de la diócesis de Córdoba el 27 de septiembre de 2003.

El 13 de noviembre de 2008 fue nombrado arzobispo coadjutor de Sevilla y el día 5 de noviembre de 2009 comenzó su ministerio como arzobispo de Sevilla, al aceptar el Santo Padre la renuncia del cardenal Amigo Vallejo.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre