La Ley de Bienestar, Protección y Defensa de los animales de Castilla-La Mancha ha sido aprobada este lunes en las Cortes regionales con los votos a favor del PSOE y Ciudadanos y la abstención del Partido Popular, quienes han basado su decisión en que uno de los artículos –el artículo 13–, relacionado con la venta de animales a particulares, es «inconstitucional».

En el debate de las Cortes regionales sobre este texto normativo, el diputado del PP Emilio Bravo ha manifestado que el dictamen de la ley nace con un voto particular en contra del Consejo Consultivo en este artículo concreto, por lo que es una norma que nace «viciada».


Vinicola Inline
Advertisement

Bravo ha explicado que este ámbito ha sido declarado inconstitucional por el Tribunal Constitucional en la ley de bienestar animal de La Rioja.

«Nos vamos a abstener en esta ley. Hemos hablado con muchos colectivos y nos hubiera gustado aprobarla, pero es una ley que nace con una sentencia del Constitucional y no podemos apoyarla». Además el PP ha criticado que el texto quiere cargar económicamente a «ayuntamientos» sumando competencias en materia de bienestar animal, y los consistorios «no pueden más».

CIUDADANOS

De su lado, el presidente del Grupo Parlamentario Ciudadanos, Alejandro Ruiz, ha trasladado que es un día de «enhorabuena» por la presentación de esta ley, que obtuvo un tono muy favorable en la comisión parlamentaria en la que se debatió.

En consecuencia, ha reiterado su voto favorable, pero sin olvidar que la enmienda que ha quedado viva de su grupo respecto a la gestión de las colonias felinas, podría aceptarse en este pleno o desarrollarse en un reglamento posterior.

Del papel de los ayuntamientos en la gestión de bienestar animal, Ruiz ha puesto el acento en «ser lo más eficientes posible» en esta protección, que debe venir «desde la municipalidad».

PSOE

Para defender el texto, el diputado socialista Julián Martínez, ha reprochado al PP que si consideran inconstitucional el artículo referente a la venta de animales a particulares tendrían que haber presentado una enmienda al respecto, y no lo han hecho. «Venden la moto y esta enmienda no está».



Además, ha argumentado que no se prohíbe en la ley que particulares puedan vender animales propios, sino que tienen que establecerse como núcleos zoológicos. «No se les prohíbe esta negativa», ha asegurado.

Asimismo, respecto a la carga a ayuntamientos que ha mencionado el diputado del PP, Martínez ha indicado que estos deben actuar en la protección animal con «cercanía y agilidad» y además otorgarles acciones recaudatorias al respecto.

Al los diputados de Ciudadanos y al PP, el diputado del PSOE les ha propuesto transar una enmienda relacionada con las colonias felinas y es incluir su definición con nuevo apartado en el artículo 3, definiéndola «como grupo o comunidad de gatos que está vinculados a un territorio, y entre sí, dependen de los humanos para su equilibrio y salud».

UNA UTOPÍA QUE SERÁ REALIDAD

De su lado, el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo ha agradecido el tono general de los grupos en la tramitación de esta ley, que en 2009 se planteó como «una utopía» y esta se convierte en una «realidad» mejorada, con «mucho más luz».

Tras 1.029 alegaciones de 46 entidades, «una interlocución enorme», esta ley nace para considerar a los animales «seres sintientes y no cosas», recogiendo medidas como la prohibición al maltrato, al abandono y que quiere caminar para conseguir el «sacrificio cero» y que si este se produce, se materialice a través de un profesional veterinario «con una eutanasia de manera indolora».

El consejero ha defendido medidas como la creación de un registro único, porque ahora existe hay uno autonómico y otro municipal; así como la prohibición de exhibir a los animales en escaparates o en circos.


Advertisement

Al Grupo Parlamentario Ciudadanos le ha garantizado que se regularán sus demandas en cuanto a la gestión de colonias felinas por medio de decreto, y a los ‘populares’ les ha acusado de demagogos, en cuanto a su denuncia sobre el artículo sobre la venta de animales a particulares, porque es un aspecto que no se prohíbe, pero que exige que quien lo ejerza necesita constituirse como núcleo zoológico y tiene que tener una supervisión veterinaria.

También ha negado al PP que sea una ley «inconstitucional», porque no se ha aprobado, y no puede ser calificada de este modo por el Tribunal Constitucional.



Para culminar su defensa del texto, Martínez Arroyo ha utilizado una frase del líder indio Mahatma Gandhi, resaltando que «la grandeza de una nación y su progreso moral pueden ser juzgados por la forma en que se trata a sus animales».


EUROCAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre