El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha replicado al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que en el trasvase Tajo-Segura «más allá de declaraciones altisonantes, lo que se debe actuar es con criterios objetivos» para garantizar el buen estado del río, pero también el agua a los regantes. «Esto no tiene que ser una guerra de confrontación de banderas sino de arbitrar las mejores soluciones», ha defendido.

En ese sentido, ante las críticas de «incoherencia» de García-Page por defender el trasvase y gestionar fondos europeos con criterios de sostenibilidad, Puig ha replicado que «el Consell defiende la sostenibilidad porque forma parte de nuestro ADN, lo que no es en absoluto incompatible con mantener una infraestructura que en estos momentos no tiene alternativas».



Así, se ha definido como «profundamente defensor del diálogo, desde la firmeza» y en ese sentido ha recalcado que el trasvase es «absolutamente irrenunciable» y es «justo» para lo que es «un acuerdo básico al que se llegó en su momento» y que «por tanto no se puede cambiar por una parte».

Por ello, «necesitamos encontrar esos puntos de aproximación y más «teniendo en cuenta que todos defendemos la sostenibilidad». «Aquí no se trata de que haya unos que defienden la sostenibilidad frente a otros que defienden el crecimiento económico porque la sostenibilidad, en realidad, está basada con la asociación de crecimiento económico y social», ha mantenido.



Del mismo modo, preguntado por la petición del presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, de que encabece el frente común, ha contestado: «Yo no estoy por frentes, estoy por soluciones». En ese sentido, ha aclarado que está dispuesto a hablar con todas las instituciones, pero ha advertido: «Esto no va de hacer política del agua porque las guerras del agua dan muy poco resultado». «Politizar y partidizar esta cuestión no ayuda», ha insistido.

En esta línea, ha insistido en que «estamos en un momento en el que necesitamos la máxima capacidad de superar la confrontación» porque, en caso contrario «no conseguiremos nada». «Hay unos derechos adquiridos que nosotros vamos a defender y también se tiene que garantizar el agua para siempre como hemos planteado», ha recalcado.



Al respecto, ha apostado por «aprovechar todas las fuentes de recursos» porque «la huerta de la Vega Baja es fundamental para la economía de la Comunitat Valenciana y de España». «Lo que es insostenible es acabar con la huerta», ha apostillado.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre