El presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha confirmado que se reactiva el calendario congresual que resta para cerrar el círculo en la región con los procesos de Cuenca, Toledo y Guadalajara, que llevan en suspenso desde el anuncio de la moción de censura en Murcia. Aventura que en estas citas «habrá ruido» y que en las de Cuenca y Toledo todavía no hay aspirantes formales.

«Nosotros paramos en seco todos los congresos y la dirección no ha retomado ningún tipo de trabajo. Tuvimos la tentación de reactivarlos cuando se salvó Murcia. Yo estuve en Génova y valoramos que las provincias limítrofes tenían que centrar toda su actividad en las elecciones de Madrid», argumenta el jefe de la oposición castellanomanchega, que explica que «cualquier tipo de trabajo congresual» requiere especial atención que restaría fuerzas en la campaña madrileña.



No obstante, esta misma semana, el secretario de Organización del PP a nivel nacional, Alberto Casero, ha visitado Toledo para hablar con la cúpula del partido a nivel regional y ahondar en el calendario de congresos que se pondrá en marcha una vez pasen las elecciones de Madrid. Ha sido en esa reunión cuando se han aprobado los calendarios, que verán luz verde toda vez que se cierren las urnas en la Comunidad de Madrid.

«EN TODOS HABRÁ RUIDO» AUNQUE RECLAMA «UNIDAD»

Paco Núñez ha admitido que en todos los congresos «habrá ruido», algo a su juicio inherente a este tipo de procesos. «Todos generan ruido, pero la mayor parte de alcaldes y concejales nos están pidiendo que prime la unidad y que vayan todos a una», ha aseverado Paco Núñez.



Por provincias, ha hablado en primer lugar de Guadalajara, única plaza donde ya había dos aspirantes –Armengol Engonga y Alfonso Esteban– para sustituir a Ana Guarinos, situación que no se ha dado ni en Cuenca ni en Toledo.

«En Guadalajara estábamos para convocar, pero en Toledo y Cuenca no he tenido ninguna llamada de nadie que haya manifestado voluntad de presentarse», ha manifestado Núñez, quien aún así quiere recalcar que toda vez que el partido ha instaurado un sistema de primarias para que haya debate interno, ahora toca «normalizar» este proceso.



Tras recordar que en el último Congreso nacional hubo seis candidaturas o que incluso cuando él accedió al liderazgo del PP regional tuvo que competir con otro candidato, ha reparado en que «cualquier militante con 75 avales se puede presentar». Por tanto, que haya más de un candidato «no será un fracaso».

EN TOLEDO «NO SOBRA NADIE», EN CUENCA «ORGULLOSO DE BENJA»

Sobre la batalla en Toledo, ha asegurado que «no sobra nadie», y preguntado expresamente por si quien fuera su rival, Carlos Velázquez, podría tener hueco tras las primarias, ha asegurado que «todas las personas que tienen algo que aportar son necesarias».



«En mi proyecto político hay sitio para todos, los que han trabajado, los que han sido dirigentes, los que decidieron irse del partido, los que se enfadaron y los que quieren volver», ha afirmado.

Sobre el panorama en Cuenca, donde Benjamín Prieto ostenta la Presidencia desde hace varios mandatos, ha dicho estar «orgulloso» de su trabajo, sin ahondar en sus preferencias sobre su continuidad.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre