El secretario de Organización del PSOE de Castilla-La Mancha, Sergio Gutiérrez, ha asegurado este miércoles que la dimisión de la parlamentaria del PP por Toledo, María Dolores de Cospedal, como diputada en el Congreso de los Diputados “no es un ejercicio de responsabilidad sino que era una obligación moral de alguien que no podía seguir representando a los ciudadanos de nuestra región ni un solo minuto más”.

Gutiérrez, que ha realizado estas declaraciones tras el anuncio de la exsecretaria general del PP de dejar su escaño en el Congreso de los Diputados tras las informaciones que han ido apareciendo estos días sobre sus reuniones con el excomisario de policía Villarejo, ha indicado que Cospedal “representa la etapa más oscura de Castilla-La Mancha: La etapa de los recortes, de los pucherazos y ahora la etapa del espionaje y de las cloacas del Estado”.



Para el número dos de los socialistas castellano-manchegos, ahora le toca el turno al nuevo presidente regional del PP, Paco Núñez, “que aunque es su heredero y le debe a ella el cargo, tiene que cesarla de inmediato como presidenta de honor de esta formación política en Castilla-La Mancha”.

Según ha informado el PSOE en un comunicado, Gutiérrez se ha preguntado “¿qué clase de honor puede representar para el PP de nuestra comunidad autónoma dar este cargo a una persona que siendo presidenta de Castilla-La Mancha recortó y, desde el PP, espió?.



Para el secretario de Organización del PSCM-PSOE, Cospedal no debe aceptar ese cargo honorífico “porque si no es digna para estar en la Ejecutiva nacional de su partido o para ser diputada en el Congreso tampoco es digna para recibir la presidencia de honor del PP de Castilla-La Mancha”. Si no lo hace, “Paco Núñez, que la propuso, la debe cesar inmediatamente”, ha concluido.

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre