El Gobierno de Castilla-La Mancha ha dado el visto bueno a otras seis instalaciones de plantas fotovoltaicas, dos de ellas en Toledo (Villaseca y Huecas); una más en Barajas de Melo (Cuenca); otra en Manzanares (Ciudad Real) y dos en la provincia de Albacete, concretamente en Ayna y en Chinchilla de Montearagón.

En Huecas, Castor Solar invertirá 22 millones de euros para instalar 50 megawatios de potencia, para lo cual creará 350 empleos directos durante 7 meses y cuatro más en la fase de explotación. Ya cuenta con Declaración de Impacto Ambiental favorable (DIA), y se prevé que funcione en mayo de 2021.



Creará otros 350 empleos directos durante su fase de construcción de 7 meses más cuatro fijos durante su explotación, y al igual que la planta vecina de Huecas, encenderá el interruptor en mayo de 2021.

Solar Improving es el promotor de la planta prevista en Ayna y que funcionará a principios del próximo año, invirtiendo 471.000 euros para instalar 1 megawatio de potencia. Creará en torno a 45 empleos directos para su puesta en marcha.

La segunda planta de la provincia de Albacete –Chinchilla de Montearagón–, promovida por Peñas GP Solar, requerirá una inversión cercana a los 600.000 euros para producir un megawatio, creando igualmente unos 45 empleos para su ejecución.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre