La denominada Prueba de Bachillerato de Acceso a la Universidad se celebrará en Castilla-La Mancha los días 6, 7 y 8 de julio, según ha adelantado este domingo en rueda de prensa el presidente regional, Emiliano García-Page, quien ha visto «prácticamente imposible» recuperar las clases presenciales.

«Pretendemos considerar esta aprueba de una manera atenuante», ha indicado, para añadir con ello que no quiere decir que se vayan a regalar las notas pero sí que desde el Gobierno regional son conscientes de que de esta crisis no pueden salir perdiendo los chicos que están estudiando en casa en condiciones «inimaginables» de confinamiento.



En este sentido, García-Page ha defendido que la prueba se adaptará a la situación actual posibilitando que «no se cortocircuite» ninguna expectativa en los futuros universitarios de la Comunidad Autónoma

FORMACIÓN PROFESIONAL

También ha adelantado que el Consejo de Gobierno tomará este martes decisiones que tienen que ver con la Formación Profesional, tras lamentar que el Gobierno de España haya dejado en suspenso los fondos para la FP que llegaban a las autonomías.

«Tendremos que encontrar soluciones y en eso estamos trabajando con el Gobierno de España y con el resto de las autonomías», ha indicado, para referirse también a la duda de cómo evaluar la última evaluación en el resto de estudios no universitario y decir que se tiene que despejar la misma esta semana a favor del estudiante.


Bodega Virgen de las Viñas
Vinicola Inline

Así, ha abogado por encontrar un equilibrio y ha dicho que se intentará pactar entre las autonomías un modelo por el cual se den facilidades y posibilidades para evitar que «una parte importante de nuestro sector estudiantil se quede colgado».

RECUPERAR LAS CLASES

A preguntas de los medios, García-Page ha dicho que ve «prácticamente imposible» recuperar la presencia en las aulas tal y como se está planteando la posibilidad de alargar el estado de alarma, y que esta semana se tomarán decisiones «sustanciales» sobre cómo plantear el final del curso.

«Estamos muy próximos a acabar el calendario escolar, afortunadamente podemos decir que muchos de los chicos y chicas de nuestro sistema educativo han estado en conexión con sus maestros», ha dicho, para añadir que de la misma manera que se ha fijado el calendario de la prueba se fijará un sistema «facilitador».



Ha apuntado así que Castilla-La Mancha está dispuesta a tomar decisiones que no han planteado otras autonomías y, como ejemplo ha dicho que la Junta está dispuesta a que aquellas personas que puedan pasar de curso, independientemente de la evaluación, o aquellos que no se conformen con la nota puedan tener un mecanismo de refuerzo el trimestre que viene.

«No nos vamos a poner cicateros, si tenemos que contratar más docentes en los próximos meses del siguiente curso para reforzar aquello que haya quedado cojo en este, estamos dispuestos», ha concluido el presidente castellanomanchego.


EUROCAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre