La tasa de riesgo de pobreza en Castilla-La Mancha alcanzó el 28,1% en 2017, según la ‘Encuesta de Condiciones de Vida‘ publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE). De esta manera, la región fue la quinta con un índice mayor en esta tasa.

Este indicador, explica el organismo, no mide la pobreza absoluta, sino cuántas personas tienen bajos ingresos en relación al conjunto de la población.



Además, esta encuesta señala que los ingresos medios por persona en la Comunidad Autónoma fueron de 9.045 euros, lo que significa que es la cuarta con este indicador más bajo de España.

En cuanto a las dificultades económicas en los hogares castellano-manchegos, el 39,5% no puede permitirse irse de vacaciones fuera de casa al menos una semana al año, mientras que el 41,7% reconocía no tener capacidad para hacer frente a gastos imprevistos, 4,3% tenía retrasos en los pagos relacionados con su vivienda principal y el 9,9% admitía tener “mucha dificultad” para llegar a fin de mes.

DATOS NACIONALES


DipuCR – Paseos Escolares

En cuanto a los datos a nivel nacional el porcentaje de la población residente en España que se encuentra por debajo del umbral de riesgo de pobreza se situó en el 21,6% en 2017, su nivel más bajo desde 2013.

En 2017, el umbral de riesgo de pobreza para los hogares de una persona –calculado con los ingresos de 2016– se situó en 8.522 euros, un 3,8% más que el estimado para el año anterior. En hogares formados por dos adultos y dos menores de 14 años, el umbral fue de 17.896 euros.



Por grupo de edad, la tasa de riesgo de pobreza bajó 1,4 puntos en el grupo de 16 a 64 años, hasta el 21,9%, y se redujo ocho décimas entre los menores de 16 años, hasta el 28,1%. Por el contrario, aumentó en casi dos puntos entre los mayores de 65 años, hasta el 14,8%.

No obstante, al considerar en el cálculo de la tasa de riesgo de pobreza el valor de la vivienda en la que reside el hogar, cuando esta es de su propiedad o la tiene cedida gratuitamente, la tasa de riesgo de pobreza cae hasta el 8,9% entre los mayores de 65 años al ser este grupo el que en mayor proporción es propietario de una vivienda. Por el contrario, la tasa de riesgo de pobreza más alta cuando se incluye el valor de la vivienda corresponde a los menores de 16 años (28,3%).



Teniendo en cuenta todos los grupos de edad, si se considera el valor del alquiler imputado, la tasa de riesgo de pobreza se situó en el 19,7% en 2017, una décima menos que en 2016.

Atendiendo al tipo de hogar, el 40,6% de las personas que vivían en hogares formados por un adulto con hijos dependientes a cargo se situaban en riesgo de pobreza en 2017. Las menores tasas de riesgo de pobreza se daban en los hogares sin niños dependientes. En relación con la actividad, el 44,6% de los parados estaba en riesgo de pobreza, frente al 13,1% de los jubilados.

Según la nacionalidad, el porcentaje de personas por debajo del umbral de riesgo de pobreza era del 18% para los españoles, del 39,2% para los extranjeros de la Unión Europea (UE) y del 52,1% para las personas cuya nacionalidad no era de un país de la UE.

En cuanto a las tasas de riesgo de pobreza por comunidades autónomas, las más elevadas se dieron en Extremadura (38,9%), Andalucía (31%) y Canarias (30,5%). Por su parte, Navarra (8,3%), País Vasco y La Rioja (9,7% en ambos casos) presentaron las tasas de riesgo de pobreza más bajas.

LA TASA AROPE BAJA HASTA EL 26,6%

Por su parte, el porcentaje de la población española en riesgo de pobreza y exclusión social –tasa AROPE, utilizada en toda Europa– bajó en 2017 por tercer año consecutivo, hasta el 26,6%, su menor nivel desde 2010.

El indicador AROPE de riesgo de pobreza o exclusión social se construye con la población que se encuentra en riesgo de pobreza o con carencia material o baja intensidad en el empleo. Con arreglo a estos tres componentes, el INE indica que la reducción global de esta tasa en 2017 se produjo en todos ellos: la carencia material severa pasó del 5,8% al 5,1%; la situación en riesgo de pobreza del 22,3% al 21,6%, y la baja intensidad en el empleo se redujo del 14,9% al 12,8%.

La carencia material severa es definida como la ausencia de al menos cuatro conceptos de los nueve que se preguntan en la encuesta: No puede permitirse ir de vacaciones una semana; no puede permitirse una comida de carne, pollo o pescado cada dos días; no puede mantener la vivienda con una temperatura adecuada; no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos; retrasos en el pago de gastos relacionados con la vivienda; no puede permitirse disponer de un automóvil ni teléfono ni televisor ni lavadora.

Según la encuesta del INE, en 2017, el 53% de la población no tenía carencia en ninguno de los nueve conceptos, mientras que el 5,1% estaba en situación de carencia material severa (en al menos cuatro conceptos de la lista de nueve). El 1,7% de la población estaba a la vez en situación de riesgo de pobreza, con carencia material y con baja intensidad en el empleo, frente al 2,1% de 2016.

Asimismo, revela que de los conceptos que determinan la inclusión de la población en este grupo, los más frecuentes fueron: no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos (afecta al 98,5% de las personas en situación de carencia material severa); no puede permitirse ir de vacaciones al menos una semana al año (98,8%); no puede permitirse mantener la vivienda con una temperatura adecuada (77,8%) y ha tenido retrasos en el pago de gastos relacionados con la vivienda principal o en compras a plazos en el último año (66,2%).

El indicador AROPE bajó en 2017 en 2,3 puntos entre las personas de 16 a 64 años, hasta el 28,4%; se redujo siete décimas entre los menores de 16 años, hasta el 31%, y subió dos puntos en los mayores de 65 años, hasta el 16,4%.

SUBEN LOS INGRESOS NETOS POR HOGAR EN 2016

Los ingresos medios anuales netos por hogar se situaron en 2016 en 27.558 euros, cifra un 3,1% superior a la de 2015 y la más elevada desde el ejercicio 2011, según la Encuesta de Condiciones de Vida (ECV) publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El crecimiento de los ingresos medios anuales netos por hogar registrado en 2016 es el segundo consecutivo tras el logrado en 2015, año en que repuntó este indicador por primera vez desde 2009.

Asimismo, la encuesta revela que los ingresos medios por persona alcanzaron en 2016 los 11.074 euros, cifra un 3,4% superior a la de 2015. Es el tercer año consecutivo en el que aumentan los ingresos medios por persona. No se superaban los 11.000 euros desde el año 2009.

Con datos ya correspondientes a 2017, el INE señala que el 37,3% de los hogares españoles no tenía capacidad para afrontar gastos imprevistos el año pasado, frente al 38,1% de 2016.

El organismo considera que los hogares tienen capacidad para hacer frente a gastos imprevistos cuando disponen de recursos propios para ello, es decir, sin recurrir a préstamos o compras a plazos para pagar gastos habituales que antes se liquidaban al contado.

La encuesta revela también que en el momento de su realización el 9,3% de los hogares llegaba a final de mes con “mucha dificultad”, porcentaje que se ha reducido 6 puntos respecto a 2016 y que es el más bajo de toda la serie, iniciada en 2004.

El INE apunta además que el número de hogares que no se ha podido permitir ir de vacaciones al menos una semana al año se situó en 2017 en el 34,4%, cifra 5,1 puntos inferior a la de 2016.

Según el organismo estadístico, el 7,4% de los hogares admite que se retrasa en los pagos a la hora de abonar gastos relacionados con la vivienda principal en los 12 meses anteriores a la encuesta.


EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre