El Ministerio de Universidades y las comunidades autónomas no han logrado un acuerdo sobre cómo acabar el curso académico 2019-2020, y se han emplazado a una nueva reunión el 15 de abril para tomar alguna decisión conjunta en función de cuánto se prolongue el Estado de Alarma por el coronavirus. En todo caso, queda claro que las decisiones últimas sobre la adaptación de la enseñanza universitaria a las condiciones de emergencia sanitaria corresponden a las universidades en el ejercicio de su autonomía en colaboración con la Comunidad Autónoma, si bien «cualquier decisión debe respetar las medidas sanitarias decididas e implementadas por el Gobierno español y en particular por el Ministerio de Sanidad».

Este jueves, el ministro de Universidades, Manuel Castells, había convocado a los consejeros autonómicos a una reunión telemática de la Conferencia General de Política Universitaria. El objetivo del encuentro era lograr una posición conjunta sobre la manera de concluir el curso académico tras la suspensión de las clases presenciales el pasado 16 de marzo.


Santiago Apostol
Bogas Bus

A falta de un acuerdo general, el Ministerio de Universidades y las comunidades han coincidido en que las prácticas presenciales puedan aplazarse a verano o al próximo curso. También, en que «no se producirá ninguna pérdida de curso escolar en ninguna de las universidades del territorio español», según la nota remitida por el Ministerio.

En ese documento, el departamento de Castells detalla que se ha producido un «fructífero intercambio de opiniones» durante el encuentro, «así como la puesta en común de las experiencias en curso en el conjunto de las universidades españolas para adaptarse a la situación excepcional», pero no se aclara si el Gobierno y las CCAA contemplan mantener la enseñanza a distancia durante el resto del curso. Una decisión que trasladan a las propias universidades.

«Las decisiones ultimas sobre la adaptación de la enseñanza universitaria a las condiciones de emergencia sanitaria en las que nos encontramos corresponden a las universidades en el ejercicio de su autonomía», se lee en la nota difundida por el Ministerio. Del mismo modo, se deja en manos de las universidades decidir si los exámenes finales serán presenciales o telemáticos.


Bodega Virgen de las Viñas

«Cada universidad, en función de sus posibilidades, determinará la vigencia de dichas modalidades», señala la nota. «Las universidades consultarán e informarán a sus estudiantes, docentes y trabajadores de las medidas adoptadas para que puedan prepararse con el tiempo suficiente para efectuar la evaluación o examen final con las debidas garantías. Se deberá tener en cuentas las condiciones propias de cada estudiante para adaptarse a las modalidades de enseñanza y evaluación que se decidan», añade el Ministerio de Universidades.

NO HABRÁ MÁS CLASES EN ANDALUCÍA

Este mismo jueves, la Junta de Andalucía anunciaba haber acordado con los rectores de sus diez universidades públicas mantener la docencia ‘online’ hasta final de curso para «despejar las dudas del alumnado en cuanto a las clases presenciales y que ello redunde en una mejor organización de sus estudios y vidas personales», según el consejero andaluz de Universidad, Rogelio Velasco.

La Universitat Autònoma de Barcelona anunciaba este miércoles que descarta retomar las clases presenciales este curso y ha decidido que finalice de forma virtual. La rectora, Margarita Arboix, ha argumentado esta medida ante la «elevada posibilidad» que la situación de confinamiento se alargue más allá de Semana Santa.


EUROCAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre