La joven ganadera María Del Pilar Ramírez Rodríguez, de Argamasilla de Alba (Ciudad Real), ha relatado en su perfil de Facebook el extraño parto al que ha asistido este martes.

Aunque lleva unos cuantos años dedicándose a la ganadería, jamás había visto algo así. Esto es lo que ha ocurrido:

“Estamos en plena paridera y a mediodía he visto una oveja algo inquieta… Se tumbaba, se levantaba, balaba de manera diferente… En fin, todos los síntomas de parto inminente…

Pasaba el tiempo y, aunque ya había roto aguas, no paría… El color del líquido amniótico era algo amarillento, clara señal de que algo no iba bien… Entonces, he decidido tumbarla en el suelo para poder palparla y así, saber que estaba ocurriendo…


Advertisement
Advertisement

He notado una pata y la cabeza, pero al tocarla la he notado como más redondita de lo normal… Además, por el tacto, he podido percibir que el corderito ya no tenía vida…

Después, he buscado la otra patita para así, tirar de las dos junto a la cabeza… Una vez fuera las dos patas y la cabeza, he tirado hacía el exterior y, aunque el canal del parto se notaba totalmente dilatado, era prácticamente imposible sacarlo… Después de unos minutos, finalmente lo he logrado, y mi sorpresa ha sido la siguiente: ¡Dos corderos unidos con una sola cabeza!

Por suerte, la madre se encuentra en perfectas condiciones y le he podido encariñar un corderillo mamantón.

Después del sustillo… aquí os muestro a la mamá con el corderillo mamantón que le he encariñado. Ella se encuentra muy bien, ha comido y está totalmente relajada.

La ganadería es un trabajo muy duro, pero, a la vez, es algo muy, pero que muy, GRATIFICANTE”.



 



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre