La Banda de la Asociación Musical Villa de Albares celebró este domingo su décimo aniversario con un concierto de Semana Santa en un lugar incomparable, la Iglesia Parroquial San Esteban Protomártir de esta localidad alcarreña.

Nueve marchas de procesión cargadas de un enorme sentimiento, interpretadas por músicos de Albares, Almoguera, Yebra, Driebes y Mazuecos, consiguieron emocionar al numeroso público asistente.



El concepto de marcha de procesión, tal y como hoy lo entendemos, es relativamente reciente, de finales del siglo XIX, gracias a la aportación de las bandas militares. Ya en el siglo XX, el público comienza a demandar un mayor número de marchas procesionales dedicadas a cada uno de los pasos, y es así como esta música aumenta progresivamente su brillantez y calidad.

Es el caso del compositor coruñés Ricardo Dorado. En el concierto de Albares se escucharon dos marchas suyas: Oración y Mater Mea, una marcha que está entre las más interpretadas por las bandas de música de España, entre las más escuchadas y entre las mejores marchas de procesión de todos los tiempos. Es una marcha dedicada al dolor de la Virgen María, a su sufrimiento, a su caminar pausado tras su hijo ya fallecido.

Pero la música procesional no sólo se ha limitado a acompañar a los pasos en Semana Santa. Esto lo sabe bien el compositor Abel Moreno. Su obra La Madrugá sirvió como telón de fondo del final de la película Alatriste. En la tarde de ayer se interpretaron dos obras suyas: Cristo de la Agonía, una marcha lenta, solemne y profunda, compuesta en 1991 para el Cristo de la Agonía de Málaga. Y Lloran los Clarines, compuesta en 1985. Originalmente esta obra se titulaba «Marcha fúnebre a la muerte de un torero», ya que está dedicada a la memoria de Francisco Rivera «Paquirri».


AMFAR – Discriminación multiple

En las últimas tendencias de la música procesional podemos citar a un sinfín de autores que han sabido recoger, por un lado, la herencia de los anteriores y, por otro, ampliar los recursos con las nuevas posibilidades instrumentales y técnicas de los intérpretes. Entre ellos hay dos que también estaban en el programa del concierto de Albares: José Antonio Molero Luque, quien ha firmado grandes partituras, siendo muchas de ellas un referente en la semana santa malagueña. Su preciosa marcha procesional Pasa la Soledad está dedicada a la Dolorosa de la Congregación de Mena de Málaga. Y Antonio Velasco Rodríguez, autor de Consuelo Gitano, dedicada al Cristo que sube el Miércoles Santo al Sacromonte.

Y no abandonamos Granada, porque en el concierto de Albares también se escuchó Mi Amargura, una marcha que destaca por su carácter andaluz, y Concha, una marcha marcial y trágica, pero a la vez dulce y esperanzadora. Ambas son obras de Víctor Manuel Ferrer y están dedicadas a Cofradías de la ciudad de Granada.

Y, por último, en el repertorio del Concierto de la Banda de Música de Albares, ocupó un lugar especial el estreno de la marcha de procesión dedicada a la Virgen de Peñahora, patrona de Humanes. La procesión de la Virgen de Peñahora, conocida como ‘Procesión del Fuego’, es quizás una de las celebraciones marianas más relevantes y singulares de la provincia de Guadalajara.



Para Albares es un orgullo contar con una asociación musical, de la que depende la Banda y la Escuela de Música. El concierto de ayer sirvió para recordar a aquéllos cornetas y tambores que acompañaron las procesiones de Semana Santa en 2005 y de la primera actuación de esta banda en abril de 2009, hace ya diez años.

En las procesiones y en las fiestas patronales de esta localidad de la Alcarria Baja todo el mundo comenta lo bien que suena esta Banda de Música, lo que es motivo de doble satisfacción: primero, porque muchos de sus miembros son jóvenes alumnas y alumnos de la Escuela de Música, y en segundo lugar, porque quien ha construido ese sonido fantástico que vamos a oír esta tarde es la batuta del director José Manuel Ruiz Pina, quien ha dotado a la banda de un especial brillo y carácter.

EUROCAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre