Una mujer de 86 años de edad ha tenido que ser atendida en el centro de salud de Molina de Aragón (Guadalajara) tras el malestar que ha sufrido después de que una fuga de gasoil se haya filtrado al alcantarillado público sin que haya llegado a afectar a la red de agua.

Los vecinos del edificio de al lado han dado la voz de alarma porque las cañerías de sus viviendas olían a gasoil y no sabían de dónde provenía el olor. Los bomberos han comprobado el escape y han controlado la fuga, que no se ha filtrado a la red de agua.


Vinicola Inline

Al lugar se ha desplazado la Policía Local, los bomberos de Molina de Aragón y una ambulancia de Soporte Vital Básico.

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre