El Hospital Universitario de Guadalajara, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), cuenta desde junio de 2018 con una nueva Consulta de Diagnóstico Rápido de Medicina Interna que, en su primer año de funcionamiento, ha evitado ingresos a más de 250 pacientes.

Este proyecto, coordinado por la especialista del servicio de Medicina Interna Paula Chacón Testor, junto a Lorenzo Sánchez Martínez y Manuel Rodríguez Zapata, y con la colaboración de José Manuel Machín Lázaro, tiene como objetivo proporcionar un diagnóstico y estudio precoz de enfermedades potencialmente graves en pacientes estables con criterios de ingreso hospitalario, lo que permite realizar las pruebas de forma ambulatoria, con el fin de que esta atención temprana repercuta positivamente en el curso y pronóstico de la enfermedad.



Con la nueva consulta, explica Paula Chacón, “se trata de racionalizar los ingresos, evitando ingresos inadecuados o innecesarios, así como las complicaciones asociadas a la hospitalización, como posibles infecciones y cuadros confusionales o depresivos”.

Se evita asimismo el impacto que supone para el paciente y para sus familiares la hospitalización. Por otra parte, disminuye el número de revisitas a urgencias de los pacientes atendidos en la consulta y, si finalmente es necesario el ingreso, éste se realiza desde la misma.
Los pacientes a quienes se dirige son pacientes estables pero que presentan un conjunto de signos y síntomas cuya potencial gravedad hace necesario tener un diagnóstico precoz. Los pacientes son remitidos desde el servicio de Urgencias, dado que para las derivaciones que se realizan desde Atención Primaria para este tipo de pacientes existe actualmente la Unidad de Continuidad Asistencial Primaria-Interna (UCAPI).

La nueva CDR se caracteriza por su accesibilidad, rapidez de consulta y en las pruebas complementarias y, por ello, rapidez en el diagnóstico. “Poder atender a los pacientes con estas características desde una consulta, con un contacto más íntimo y directo, nos ayuda a mejorar y enriquecer la relación médico-paciente y a entender y asumir ciertas enfermedades, pronósticos y tratamientos”, señala la doctora Chacón.


AMFAR – Mujeres desarrollo rural

Los resultados desde su puesta en funcionamiento se plasman en que, respecto al mismo periodo del año anterior, desde su puesta en marcha en junio de 2018 hasta junio de 2019, se han evitado 269 ingresos que de otro modo habrían ido a hospitalización.

Son pacientes “que de otro modo habrían ingresado en planta de hospitalización para realizar sus estudios y pruebas”, y con esto, además de reducir riesgos asociados al ingreso, se le evita al paciente la tensión añadida que supone esperar un diagnóstico en el hospital.

En este sentido, subraya la doctora Chacón, en otras regiones hay experiencias de consulta de diagnóstico rápido con muy buenos resultados, y “este modo de atención al paciente debe mantenerse y potenciarse cuando es posible, evitando el contacto hospitalario y tendiendo cada vez más a procedimientos ambulatorios y hospitales de día”.


AMFAR – Mujeres desarrollo rural

Para ello, la clave es que estas unidades funcionen de tal modo que se tenga acceso a las pruebas diagnósticas con la misma celeridad que se tiene cuando el paciente está ingresado. Ello exige un gran esfuerzo de coordinación entre servicios y de seguimiento al paciente por parte de los profesionales, pero a su vez permite “establecer con los pacientes una relación muy estrecha, se sienten bien atendidos y se muestran agradecidos”, como demuestra el hecho de que cerca de un centenar de usuarios de la consulta hayan concedido una puntuación de 9,29 sobre 10 en una encuesta de satisfacción que se ha distribuido aleatoriamente.

EUROCAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre