La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha dejado sin efecto el nombramiento de Isabel Bellver como juez de Paz sustituta de Yebes (Guadalajara), elegida en su cargo por el «voto determinante» de su marido, el edil de Juventud y Deportes, José Villarino.

Según se desprende de la resolución, la no abstención del edil «dio lugar a la invalidez de su voto determinante para que pudiera obtenerse la mayoría absoluta necesaria para el nombramiento de la juez de Paz».



A juicio de la sala, el edil «debió de abtenerse» en el momento de votar el nombramiento, siendo «patente» la relación de parentesco entre ambos y por «el interés que le afectaba» al ser su mujer la persona interesada en el nombramiento.

El Consejo General del Poder Judicial anula este nombramiento tras el recurso de alzada presentado por el Grupo Popular en el Ayuntamiento de Yebes contra el acuerdo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM) por la que se nombraba a Bellver como juez de Paz.

A pesar de que se abre de nuevo el proceso de nombramiento a causa de este recurso del PP -debiendo proceder éste por elección directa de la Sala de Gobierno del TSJCM- , el mismo se considera «inadmitido por extémporaneo», es decir, por no haberse interpuesto en el plazo establecido.

CRÍTICAS DEL PP



De su lado, el PP en el Ayuntamiento de Yebes ha asegurado que «el poder judicial deja bien claro que no se puede ser juez, y parte», calificando de «muy grave» la decisión adoptada por el equipo de Gobierno, «con el voto y el apoyo del concejal de Deportes, que debía haberse ausentado de la sesión en el momento de la votación, teniendo en cuenta que se estaba nombrando juez de paz a un familiar directo suyo».

Los ‘populares’ consideran que la resolución del Consejo General del Poder Judicial es un «duro revés» para el Ayuntamiento y también para su regidor, al que responsabilizan directamente de «haber cometido esta nueva tropelía», y de estar llevando a cabo la «peor gestión nunca vista en Yebes y Valdeluz».

Además del cese inmediato de la juez de paz sustituta, el PP indica que el CGPJ califica los hechos de «muy graves», con lo que podrían llevar aparejada una sanción entre 6.000 y 60.000 euros, por haberse presentado para el cargo de juez de paz «a pesar de ser miembro de una formación política».



El PP de Yebes y Valdeluz han pedido que las sanciones por este caso se amplíen también al concejal de Deportes, «por haber votado en el pleno, en lugar de ausentarse de la sesión, como hubiera sido lo correcto», ha informado el PP en un comunicado.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre