La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha afirmado que mantiene un «respeto absoluto» a las competencias propias que pertenecen a las comunidades autónomas y que no va a entrar sobre «cómo y de qué manera se ejercen esas competencias», sobre todo las fiscales, aunque ha advertido de que «hay que ser consecuente y coherente y, si uno considera que tiene capacidad económica para tener unos menores recursos o recaudación, lo que no puede ocurrir a continuación es que solicite dinero al Gobierno de España».

A pregunta de los periodistas, Montero ha señalado que el Gobierno ha puesto en marcha un grupo de expertos para hacer una revisión profunda del sistema fiscal. «No se trata de subir o bajar impuestos, se trata de modernizar la estructura de nuestros sistema fiscal, pensada para el siglo XX, analógica, cuando asistimos a una realidad del siglo XXI que además es una realidad digital», ha afirmado.



La ministra de Hacienda ha explicado que «la economía no se expresa igual y los comercios tradicionales tienen una fiscalidad más ajustada, más severa que las nuevas áreas de actividad que han irrumpido y escapan del radar de la fiscalidad de la que tradicionalmente los gobiernos se han dotado».

Así, tras recordar que la fiscalidad es «imprescindible para que los ciudadanos puedan tener servicios públicos de calidad», ha señalado que «cuando se pregunta si es bueno o malo bajar impuestos la respuesta no es binaria, no es sí o no, es dependen, depende a quién, cuándo y cómo».



Según Montero, «cada figura fiscal hay que analizarla desde esa perspectiva y hay que ser extraordinariamente claro con los ciudadanos en fiscalidad».

«No vale engañar, y es evidente que si uno baja la fiscalidad baja la recaudación, lo dicen todos los gobiernos, lo practican todos los gobiernos, incluido el PP», ha aseverado la ministra de Hacienda, que ha añadido que «el argumento no puede ser bajo los impuestos para incrementar la recaudación», porque «eso es mentira». «Tenemos que ser conscientes que cuando eso ocurre baja la recaudación y si hay alguna administración que se lo puede permitir, no tengo nada que transmitir», ha concluido.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre