La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, ha pedido este miércoles a las comunidades autónomas, competentes en materia de infancia, «corresponsabilidad» para acoger «lo más rápido posible» a los menores que han llegado solos a Ceuta.

La titular de Derechos Sociales ha explicado, en este sentido, que las autoridades y organizaciones que trabajan en Ceuta se han encontrado estos días con niños y niñas «mucho más pequeños de lo habitual», de entre 7 y 9 años, que ahora están pidiendo regresar a sus hogares en Marruecos. «Muchos no sabían las consecuencias que tenía pasar la frontera», ha explicado.

Es por eso que, ha explicado, el Gobierno está trabajando ahora en que este deseo se pueda cumplir con todas las garantías y respetando los derechos humanos.

FUERA DE LAS PREVISIONES

Sobre lo vivido estos dos últimos días en Ceuta, Belarra cree que se «desbordó» la situación porque no estaba en las previsiones y «no responde a los flujos migratorios» normales del país.

A su juicio, es necesario «reconducir» las medidas hacia la puesta en marcha de «vías legales y seguras» y evitar imágenes como las vividas de personas «jugándose la vida dando la vuelta a un espigón» y que, a su juicio, no corresponden a las que se deberían producir en «un país democrático».

En su intervención ha reconocido, además, que lo que está haciendo España en la frontera con Marruecos «son devoluciones» y recuerda que lo que dice la legislación española «de forma enormemente clara» es que estas prácticas se pueden llevar a cabo, pero «con supervisión judicial» y «cumpliendo con los derechos humanos». «Eso es lo que dijo el Tribunal Constitucional en su sentencia», ha apuntado.

REPENSAR LAS POLÍTICAS MIGRATORIAS

Aunque Belarra ha indicado que esta práctica «es un tema que ha generado debate en el seno del Gobierno», también ha señalado que el Ejecutivo está trabajando y dedicando su labor en «asegurar que se acoge en condiciones dignas» a los migrantes que así lo requieren y en que aquellas personas que dicen que quieren volver puedan regresar.

En este sentido, ha pedido una mayor «altura de miras» tanto «a la oposición» como a quienes informan o se manifiestan sobre este tema en los medios de comunicación para darle «la humanidad y la empatía» que, a su juicio, requiere este tema. La ministra de Derechos Sociales cree que en situaciones como esta se debe «poner en el centro» a los migrantes y, especialmente «a los más vulnerables».

También ha puesto ‘deberes’ al Gobierno, en este caso ha llamado a hacer «una reflexión» sobre las políticas migratorias europeas y nacionales para que haya «vías legales y seguras para migrar» y evitar que miles de personas tengan que «arriesgar su vida» para lograrlo. «Tenemos que repensar esto», ha concluido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here