El fin de semana de Semana Santa estará marcado por la inestabilidad que afectará a amplias zonas de la Península donde se esperan chubascos y tormentas ocasionales, sobre todo en la mitad norte, y las temperaturas experimentarán un descenso, tras registrarse valores más altos de lo normal para estas fechas en las últimas jornadas, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

En concreto, la AEMET ha indicado que este viernes la inestabilidad afectará a amplias zonas, que las temperaturas descenderán y que se producirán chubascos y tormentas ocasionales en los entornos de Galicia, la Meseta, Sistema Ibérico, Cantábrico occidental y Pirineos, especialmente en zonas montañosas, aunque al final del día tenderán a remitir.



Además, podrán ser localmente fuertes en Galicia, el noroeste de la Meseta y el sistema Ibérico y junto con la previsión de calimas, la AEMET expone que estas precipitaciones podrán ir acompañadas de barro.

Respecto al sábado y el domingo, informa de que la inestabilidad continuará en el centro, sur y este peninsulares, con chubascos y tormentas en áreas montañosas y zonas aledañas. No obstante, irán tendiendo a ser cada vez más dispersos y a disminuir su intensidad.



Las temperaturas el sábado descenderán en el norte y el domingo lo harán en el área mediterránea. Respecto al viento, ha apuntado que soplarán de componente norte en el norte peninsular y lo harán con carácter fuerte en Galicia.

En Canarias, por su parte, esperan vientos alisios y una pequeña probabilidad de precipitaciones en las islas occidentales.

FRÍO, VIENTO Y NIEVE



De cara a la próxima semana, la AEMET ha pronosticado que comenzará con la entrada de una masa de aire frío por el extremo norte peninsular. De ese modo, añade que predominarán los vientos de componente norte, que soplarán con intensidad fuerte en el litoral gallego, valle del Ebro, Ampurdán y Baleares.

Las temperaturas se recuperarán el lunes, pero la AEMET ha adelantado que a partir del martes volverán a descenderán de manera notable (de 6 a 9 grados centígrados) en la mitad norte de la Península, en Baleares. Esas bajadas térmicas el miércoles alcanzarán al sur de la Península.



De ese modo, la AEMET espera que vuelvan las heladas a amplias zonas de la mitad norte y que hasta el miércoles las precipitaciones afectarán probablemente al Cantábrico, Pirineos, alto Ebro y nordeste de Cataluña.

También regresarán las nevadas, ya que se espera un descenso en la cota de nieve. Al mismo tiempo se desarrollarán nubes y se registrarán chubascos aislados en las sierras del sur y este peninsulares.



La AEMET espera que el jueves comiencen a recuperarse las temperaturas y que entren frentes atlánticos, que dejarán precipitaciones en el noroeste y que se extenderán de forma gradualmente por el extremo norte y pudiendo afectar a otras zonas de la mitad noroeste.

Por su parte, en Canarias, a consecuencia del paso de sucesivos frentes aumentará ligeramente la probabilidad de precipitaciones a partir del miércoles.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre