Todas las carreteras de la provincia de Guadalajara tienen restringido el tráfico de vehículos pesados debido al riesgo que representa la acumulación de nieve. Además, en gran parte de las vías tanto de la red nacional, como en la regional y en la provincial es obligatorio el uso de cadenas para circular, incluida la A-2.

Estas restricciones han supuesto que más de 1.300 vehículos pesados se encuentren estacionados en las zonas habilitadas para ello en distintos puntos de la provincia. Algunas de estas zonas se cuentan con servicio de restauración y en los casos que no es así, personal de Geacam y voluntarios de Agrupaciones de Protección Civil están participando en las labores de avituallamiento, ha informado la Junta en nota de prensa.



Gran parte de la provincia de Guadalajara se encuentra en nivel rojo debido a la borrasca Filomena que está dejando importantes precipitaciones en forma de nieve en cualquier punto de la provincia. La previsión es que las precipitaciones se mantengan a lo largo de la noche y durante la mañana del sábado.

Ante esta situación se ha decidido suspender todos los servicios de autobuses del Plan ASTRA en la provincia hasta el lunes, para evitar riesgos en las carreteras.

Ante la previsión de importantes espesores de nieve se ha organizado un servicio especial de limpieza, a cargo de Geacam, de los accesos a los centros residenciales en los que está previsto administrar la vacuna del COVID-19 mañana, para asegurar el mantenimiento del calendario de vacunación.

Así se ha comunicado en la reunión del Centro de Análisis y Seguimiento Provincial (CASP) que se ha mantenido a última hora de la tarde de hoy para coordinar las actuaciones entre las administraciones en torno a la borrasca.En el momento de la reunión no se habían producido accidentes graves en carreteras de Guadalajara, solo algún incidente puntual.

Sí que se mantienen algunos problemas en la red de telefonía fija en varios municipios de la comarca de Molina de Aragón, en los que se sigue trabajando para su restablecimiento en el menor tiempo posible. En cualquier caso, el servicio de Teleasistencia ha podido contactar con todos sus usuarios de la zona.

Está previsto que el CASP se vuelva a reunir mañana para analizar la nueva situación que haya provocado la borrasca durante la noche. El delegado de la Junta, Eusebio Robles, insiste en reclamar prudencia a la ciudadanía y aconseja no salir de casa si no es estrictamente necesario.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre