La Guardia Civil de Tráfico de Motilla del Palancar (Cuenca) ha detectado en un control de velocidad estático, a un vehículo que circulaba a 226 kilómetros por hora en una vía limitada a 120 km/h.

Durante la mañana del pasado domingo, un radar móvil situado en la autovía A-3 km 211,2 (Madrid-Valencia) detectó un vehículo turismo que circulaba a 226 km/h en un tramo limitado a 120 km/h, superando en 106 km/h la velocidad máxima permitida en vía interurbana, según ha informado la Guardia Civil en nota de prensa.



Ante este hecho, los agentes realizaron un seguimiento preventivo al vehículo hasta identificar al vehículo y conductora en el Área de servicio ‘La Noguera de Pozoseco’ situada en A-3 Km 207, informándole a la conductora de 30 años de edad, que circulaba a una velocidad que superaba los límites establecidos.

Por este motivo, la Guardia Civil le atribuyó en calidad de investigada la comisión de un delito contra la seguridad vial.

Las diligencias ha sido instruidas por el Equipo Atestados de Las Pedroñeras y remitidas al Juzgado de Guardia de Motilla del Palancar (Cuenca).



La imputada podría ser condenada a una pena de prisión de tres a seis meses, o multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y en cualquier caso, la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores portiempo superior a uno y hasta cuatro años.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre