El alcalde en funciones, Julián Huete, ha firmado un decreto en el que se establece que el agua del manantial situado en la Cueva del Fraile se utilice solo y exclusivamente para consumo humano, prohibiendo el uso para riego de huertos y jardines. La zona afectada es exclusivamente la del hotel Cueva del Fraile y los hocinos; las restricciones son temporales y únicamente para garantizar el consumo humano.

El artículo 6 del Reglamento del Servicio de Abastecimiento de Agua Potable y Saneamiento establece, entre otras cosas, que: “Cuando por circunstancia de sequía, escasez de caudales de agua, dificultades de tratamiento o cualquiera otra análoga naturaleza así lo aconseje, ‘Aguas de Cuenca’, dando cuenta previamente al Ayuntamiento de Cuenca, podrá imponer restricciones en el consumo de agua a sus abonados, sin que en tal caso, pueda formulársele reclamación alguna por tal concepto”.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre