Los grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Cuenca ha seguido pidiendo dimisiones en el Gobierno local tras el derrumbe este miércoles de la calle Canónigos de la capital conquense después la celebración de este jueves una Junta de Portavoces extraordinaria para informar de este suceso, aunque Ciudadanos y Cuenca en Marcha han abogado por esperar a que se pronuncien tanto la Fiscalía como los técnicos.

En primer lugar, la concejal de la formación que aúna a Podeos y Equo, María Ángeles García, ha recordado que han presentado un escrito a la Fiscalía para que se aclaren las causas del hundimiento y se depuren posibles responsabilidades “tanto en estas actuaciones actuales como en las que se viene haciendo en los últimos años”.

Mientras se pronuncia la Fiscalía, Cuenca en Macha va a analizar los expedientes que ya han solicitado sobre las actuaciones que se han hecho en el muro en los últimos años y, en función de esto, ya dirán cual será su nivel de actuación.

El objetivo que persigue la formación es que se investigue lo que ha ocurrido realmente y se tenga en cuenta para que no vuelvan a pasar este tipo de cosas en una ciudad Patrimonio de la Humanidad. “No puede ser que se hunda una calle del Casco y se nos diga que esto ha sido un hecho fortuito”, ha subrayado García.

Aunque desde su grupo no se ha pedido de momento ninguna dimisión, en función de lo que diga la Fiscalía, “si hay que pedir responsabilidades y dimisiones, se van a pedir”.

CS CONTRATA A ARQUITECTOS PARA EXAMINAR LA DOCUMENTACIÓN

Por su parte, la concejal de Ciudadanos, Cristina Elena Fuentes, ha explicado que su grupo ha contratado a un equipo de arquitectos técnicos para que estudien la documentación existente en torno al muro de la calle Canónigos.

“Si los técnicos nos indican que hay motivo de responsabilidad mantendremos nuestra petición de dimisión, porque creemos que ya es hora de que se asuman responsabilidades de las cosas que ocurran en la ciudad”, ha asegurado.

En cambio, ha añadido que, si los técnicos dicen que está todo bien, “son necesarias las responsabilidades políticas de cada concejalía y en última instancia del alcalde”.

Con todo, la formación naranja ha asegurado que lo que se pretende desde su grupo es informarse “de raíz” de todo lo que ha sucedido desde el principio y de la demora, que creen “ha sido importante”. “Queremos saber si esos plazos de demora exigen una responsabilidad política, que es la que pedimos, porque la civil creemos que estará cubierta por la contratista de las obras”.

Con todo, Fuentes ha añadido que Cs “no retira las peticiones de dimisiones”, pero sí que las va a evaluar porque cree que un siniestro de este alcance y con esta repercusión “hay que analizar con mucho cuidado si existen esas responsabilidades”.

PP TACHA DE “NEFASTA” LA GESTIÓN DEL CONCEJAL DE PATRIMONIO

Por su parte, los concejales del PP José Manuel Cañizares y José Ángel Gómez Buendía han asegurado que desde septiembre de 2019 el concejal de Patrimonio, Miguel Ángel Valero, “adquirió el protagonismo de responsabilizarse sobre toda la gestión de esta obra”, y ha asegurado que su gestión “ha sido nefasta”.

Por tanto, Cañizares cree que el equipo de Gobierno “nunca ha estado comprometido con arreglar la calle con urgencia, y haber dejado pasar el asunto un año y ocho meses es excesivo, por lo que solicitamos que sea cesado de sus funciones”.

“De momento pedimos que dimita Valero”, ha asegurado Cañizares, y Gómez Buendía ha explicado que en la Junta de Portavoces se les ha trasladado que, con todos los estudios que hay, “ninguno hacía prever esa caída del muro”.

Aún con todo, Gómez Buendía ha dicho que lo que hizo su grupo este miércoles a través de un comunicado fue lamentar la pérdida del muro y ahora han llegado a la conclusión de que “es necesaria más información para tomar decisiones al respecto”.

“UNA OPORTUNIDAD PARA ARREGLAR LA CALLE DE FORMA DEFINITIVA”

Por último, el portavoz de Cuenca Nos Une -grupo que forma parte del equipo de Gobierno-, Dámaso Matarranz, ha mantenido el posicionamiento de que este hundimiento “ha sido un accidente” y que lo importante “es que no ha habido ningún daño humano”.

“Una vez que no le ha pasado nada a nadie, nuestra postura es decir que estamos en la mejor de las condiciones para reparar de la mejor manera el problema, y con una visión optimista, estamos en mejores condiciones para ofrecer una solución definitiva a un problema que lleva estando ahí desde hace cien años”.

El origen del problema, a juicio de Matarranz, ha venido originado por unos métodos de construcción determinados en su época “que durante mucho tiempo se ha visto agravado por roturas de saneamientos, deslizamientos de laderas”.

Para concluir, ha considerado un “desatino” tener que pedir ahora responsabilidades penales o dimisiones, porque esto “no es un problema de un equipo de Gobierno o de unos concejales, sino de una ciudad, y lo que se trata ahora es resolver este problema entre todos en un enclave vital de la ciudad para la dinámica del turismo y del funcionamiento del Casco”.

Por eso, a juicio del portavoz de Cuenca nos Une “hay que concentrarse en ser lo más ágiles y eficaces en resolver este problema cuanto antes”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here