La Fuga convoca el 23 de junio en Cuenca una contestación teatralizada para desactivar la amenaza nuclear y activar la energía social. Esta dramafestación ya cuenta con el apoyo de las principales organizaciones ecologistas a nivel nacional e internacional, como Greenpeace o Ecologistas en Acción. Se esperan cientos de participantes venidos de toda España y Europa.

“Cientos de personas huyen cargadas con maletas, cubiertos con plásticos, con impermeables, con paraguas. Los coches colapsan las principales salidas de Cuenca frente a los controles policiales, las familias tratan de mantenerse unidas…” Este es el tipo de imágenes que cientos de personas recrearán en Cuenca el sábado 23 de junio durante el desarrollo de lo que sus organizadores llaman una dramafestación.


Vinicola Inline

“El futuro energético del país está en un momento trascendental, el paradigma energético va a cambiar radicalmente y la sociedad está ausente del necesario debate sobre ese futuro”. Así lo declara Eduardo Soto, promotor de La Fuga, una iniciativa transmedia con dos objetivos muy claros: desactivar la amenaza nuclear y activar la Energía Social.

La Evacuación es el acto culminante de una campaña que quiere impedir la construcción del ATC (cementerio radiactivo), denunciar el fraude de la energía nuclear y dar voz a la sociedad consciente de una nueva era energética en la que se nos ofrece la oportunidad de gestionar el futuro de un modo diferente, sostenible, democrático y más equitativo. Estos principios se recogen en la Declaración por la Energía Social a la que ya se han adherido grandes asociaciones y plataformas como Greenpeace, Nuevo Modelo Energético, la Plataforma antiATC, el Movimiento Ibérico Antinuclear, ECOOO y Ecologistas en Acción, y a la que pronto se sumarán otras de todo el ámbito europeo.


Tauro Lidia – Corrida Toros Tomelloso


EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre