La Policía Nacional ha desarticulado en Cuenca, con la detención de siete personas, una organización criminal que introducía a ciudadanos extranjeros asiáticos en el territorio nacional con el fin de regularizar su situación administrativa en España. La organización contaba en la capital conquense con un ciudadano indio que actuaba como máximo responsable.

También desarrollaba su actividad en el municipio de Motilla del Palancar, donde había captado a otro ciudadano indio para llevar a cabo este tipo de actividades delictivas.



La organización criminal tenía establecido su propio modus operandi, captando a mujeres de la Unión Europea que simulaban ser las supuestas cónyuges de ciudadanos de países asiáticos facilitando un certificado falso como documento para acreditar el vínculo matrimonial, ha informado la Policía en un comunicado.

Posteriormente, la mujer se desplazaba a España y realizaba los oportunos trámites en las diferentes oficinas de extranjeros repartidas por todo el territorio nacional para obtener el correspondiente certificado de registro de la Unión Europea. Obtenido el certificado, el ciudadano extranjero realizaría la pertinente solicitud de residencia temporal de familiar de registro de la Unión Europea.


AMFAR – Atención de mujeres rurales con necesidades educativas o de inserción laboral

Al expediente administrativo aportarían igualmente certificados de empadronamiento y certificados de matrimonio falsos. Igualmente, la organización aportaba al solicitante del permiso los pasaportes de las ciudadanas comunitarias con las que supuestamente habrían contraído matrimonio.

En caso de que la Subdelegación del Gobierno concediera el permiso solicitado, se realizaban los oportunos trámites en el padrón municipal de Cuenca para, posteriormente, una vez presentando el volante de empadronamiento obtenido irregularmente, retirar la tarjeta de identificación de extranjero en la Oficina de Documentación de Españoles y Extranjeros de Tarancón.



El grupo delictivo también utilizaría a las ciudadanas comunitarias para que crearan empresas ficticias con el propósito de contratar fraudulentamente a las parejas de los ciudadanos indios que solicitaban la tarjeta temporal de ciudadano de familiar de la Unión Europea.

El objetivo era justificar los medios de vida que por parte de las autoridades administrativas se exigen para tener derecho a este tipo de permiso. Se ha comprobado que unas 30 personas han sido empadronadas fraudulentamente tanto en Cuenca como en Motilla del Palancar por los integrantes de la organización.


AMFAR – Atención de mujeres rurales con necesidades educativas o de inserción laboral

Ninguna de las personas empadronadas residía en el domicilio donde era empadronada.

 

EL MÁXIMO RESPONSABLE


Vinicola Inline

El máximo responsable del grupo criminal en Cuenca se aprovechaba de la precaria situación económica de los moradores de estos domicilios, a los que conoció en un matadero próximo a Cuenca. Les ofrecía cantidades de dinero para que aceptaran empadronar a las parejas de ciudadanos extranjeros en su vivienda.

El responsable cobraba entre 12.000 y 15.000 euros por realizar todos los trámites.

La investigación ha puesto de relieve que la organización actuaba en diferentes puntos de la geografía nacional, como Alicante, Barcelona y Almería. Igualmente, la actividad delictiva se habría extendido a otros países de nuestro entorno, como Portugal.

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre