Agentes de la Policía Nacional han detenido en Cuenca a un varón como presunto autor de un delito relativo a la prostitución y un delito contra la salud pública. Captaba mujeres consumidoras de estupefacientes para prostituirse en varias viviendas de Cuenca, que alquilaba para usarlos como burdeles. Después les cobraba 50 y 100 euros por cada servicio sexual que realizaban.

Según ha informado en nota de prensa la Policía Nacional, las investigaciones se iniciaron a principios de año, cuando los hechos llegaron a conocimiento de los agentes gracias a la colaboración ciudadana.



Averiguaron que el varón contactaba con las víctimas a través de anuncios en páginas web de contactos sexuales, captando a aquellas que eran más vulnerables por ser consumidoras habituales de sustancias estupefacientes.

Posteriormente, las mujeres ejercían la prostitución en diversos pisos que el detenido había alquilado con la intención de utilizarlos como burdeles, obteniendo una comisión que oscilaba entre 50 y 100 euros por cada servicio sexual que realizaban. Además, el detenido se encargaba de captar a los potenciales clientes y les suministraba a las mujeres las sustancias que éstas demandaban.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre