Imagen de archivo

El Comité de Empresa de los bomberos de la Diputación de Cuenca han lamentado que la falta de recursos con las que trabajan pudo comprometer incluso la vida del conductor de un camión accidentado en la mañana de este lunes al salirse de la vía cuando regresaba de la localidad de Beteta, siniestro en el que la cabeza tractora del vehículo pesado se quedó suspendida en el aire a una altura de 45 metros.

Según aseguran en nota de prensa, se recibió el aviso a las 11.15 horas para acudir a este accidente, y fue una dotación del parque de Tarancón la que acudió al rescate. En total, calculan, había 140 kilómetros de distancia y cerca de una hora y 40 minutos de viaje.



Según aclaran, fue finalmente un albañil de la zona junto con un guardia civil y un operario de carreteras quienes, ras mas de una hora de trabajo “y arriesgando su propia vida” conseguían sacar al conductor de la cabina.

Además, critican que durante el tiempo en que la dotación al completo de Tarancón estaba acudiendo al siniestro, la población de la segunda localidad más grande de la provincia así como sus alrededores “estuvieron completamente desprotegidos” durante la actuación de los bomberos.



“Desde este Comité de Empresa, consideramos inadmisible que haya grandes zonas y áreas de la provincia de Cuenca completamente desprotegidas, y es inadmisible que se dejen desprotegidas zonas urbanas, y zonas de gran tránsito de camiones”, aseguran.

La zona de la Serranía de Cuenca, alertan, “tiene un gran volumen de vehículos pesados por el transporte de madera y de otros materiales”, razón por la que exigen “medidas urgentes ante una problemática de hace casi 10 años”.

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre