El director general de Juventud y Deportes, Juan Ramón Amores, ha destacado este viernes la importancia de que el paso de la Vuelta Ciclista a España por Cuenca haya servido también para promocionar el deporte entre los 138 escolares de alrededor de diez años de edad que han participado en la Vuelta Ciclista a España Junior.



Todos ellos han sido seleccionados por la propia organización de la Vuelta tras dos meses de concursos y tendrán el «orgullo y el honor» de poder cubrir en bicicleta el último kilómetro que, posteriormente, disputarán los ciclistas profesionales antes de llegar a meta, ubicada en Hermanos Becerril.

A este respecto, ha insistido en que resulta «importantísimo» impulsar la actividad física y el deporte en la juventud, a tenor del «grave problema de sedentarismo y obesidad en la población infantil». «Qué mejor que aprovechar un evento tan grandioso, que se retransmite por todo el mundo, para que nuestros niños puedan disfrutar de un espectáculo único, de ver a los ciclistas profesionales y todo lo que mueve esta serpiente multicolor», ha reflexionado.

Por su parte, la localidad albaceteña de Hellín, donde arrancará la octava etapa, «tendrá otras cosas, como la firma de los ciclistas de todos los equipos» y ver de cerca «toda la maquinaria que llevan para salir, que es espectacular».* Amores ha recordado que el paso de La Vuelta por Castilla-La Mancha responde a una «apuesta total» del presidente, Emiliano García-Page, quien ya anunciara que el «plan para que, en los próximos tres años, podamos disfrutar de etapas de la vuelta ciclista en la región», con lo que ello supone como «importante motor, tanto deportivo como de promoción hacia el exterior».



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre