El Ayuntamiento de Ossa de Montiel ha anunciado que se cobrará un euro como entrada a los bañitas que quieran acudir a las zonas de baño dependientes del municipio. Así lo ha anunciado su alcalde, Alex Chillerón, con el objetivo de hacer frente al gasto de tener a casi 30 personas al servicio de los visitantes y que garanticen el cumplimiento de las medidas de seguridad.

«¿Os imagináis a un pueblo con 10 piscinas abiertas?», ha preguntado a través de sus redes sociales, haciendo referencia al gasto que supone para el consistorio el mantenimiento de las Lagunas, descrito por el edil como «el tesoro más preciado que tenemos».

«Tener servicios no es gratis», ha añadido, por lo que las cuantías recogidas irán destinadas a la contratación de 11 socorristas, 4 vigilantes de parking, 2 personas de seguridad y 8 controlares de aforo. Todos ellos, dependientes del Ayuntamiento del municipio y que, según explica Chillerón, llevan años sin recibir ayudas para socorristas u otro personal al servicio del Parque.

A pesar de las posibles críticas y controversias derivadas de esta medida, el alcalde ha manifestado que los visitantes podrán poner en valor el entorno en el que se encuentran y sabrán el esfuerzo que hay detrás para poder disfrutar de un baño en estas zonas.

«Si nadie nos echa un cable, nosotros saldremos adelante», ha afirmado rotundo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here