El Barrio Casqueral-Estación se volcó este fin de semana con la XXXVIII edición de sus fiestas veraniegas, que comenzaron el pasado viernes y se extendieron hasta el domingo. Los actos principales comenzaron el viernes por la noche, con el desfile de Reinas y Majetes, que salieron, como es tradición, desde la casa de la reina juvenil y fueron acompañados en todo momento por la Banda Municipal.

Este año la reina juvenil fue Celia Manzanares Salgado, mientras que el majete juvenil fue Miguel Ángel Rabadán Jiménez. Tras recorrer las calles Reyes Católicos, Pozo Villa, Daimiel, Manzanares, Humilladero, Los Molinos y Lepanto, el desfile hizo parada en casa de la reina infantil, Marta Carrasco Sánchez. Allí se uniría a la comitiva también el majete infantil, que este año fue Ezequiel Méndez Fernández, y todos juntos – reinas, majetes y autoridades – se desplazarían hasta el auditorio de verano Carmen Arias, donde tuvo lugar la coronación e imposición de bandas.


Advertisement

Uno de los actos más emotivos fue el homenaje a la persona de mayor edad, que este año fue Ramón Alcolea Carrión, artista local creador de una técnica para grabar sobre piel que él mismo ha bautizado como Artesculp. La noche terminó con un espectáculo de baile y guitarra a cargo del dúo ‘Al son de mi patio’, integrado por la profesora de baile de la Escuela Municipal de Música, Belén Martínez, que actuó junto a algunas de sus alumnas.

Para la alcaldesa de Socuéllamos, Pruden Medina, las fiestas del Barrio Casqueral Estación se han seguido organizando año a año gracias al esfuerzo y el compromiso de muchos vecinos que han colaborado de forma desinteresada en su organización, junto al Ayuntamiento de Socuéllamos. La alcaldesa tuvo también unas palabras para las reinas y los majetes de este año, que representan a la juventud del barrio y “serán protagonistas del relevo generacional necesario para que estas fiestas se perpetúen en el tiempo”.


Advertisement
Advertisement

Además, la alcaldesa destacó en su discurso posterior, realizado tras el acto de coronación, la importancia de contar “con un movimiento vecinal tan activo, algo que se ha perdido en muchos pueblos y que pone de manifiesto una voluntad por mejorar las cosas y por construir un pueblo mejor”. La alcaldesa deseó que se mantenga “este espíritu y esta ilusión” para continuar durante muchos años con esta tradición que ya “forma parte del patrimonio cultural y social de Socuéllamos”.

También el presidente de la Asociación de Vecinos el Casqueral-Estación, Ramón Alcolea, se sintió muy orgulloso de “poder perpetuar una tradición como esta” y se mostró partidario de “realizar un homenaje a aquellos que comenzaron con ella hace ya casi cuarenta años”.  Ramón Alcolea reiteró además que las fiestas del barrio se organizan para todo el pueblo de Socuéllamos y animó a todos sus vecinos a que participen en todos los actos de este año.

La concejal de Cultura, Hortensia López, mencionó por su parte el apoyo que desde la Concejalía de Cultura se brinda a la asociación de vecinos en la organización de las fiestas, destacando la calidad de los actos programados y la importancia de contribuir a mantener unas fiestas tan singulares y tan tradicionales como las del Casqueral-Estación, “las únicas fiestas de barrio que mantenemos en Socuéllamos”.


Advertisement

Conciertos, vaquillas, juegos infantiles

Los actos continuaron el sábado por la mañana con una sesión de juegos infantiles en el parque Carmen Arias, unos juegos que contaron con una alta participación y que terminaron con una gran gymkana de verano. Ya por la tarde tuvo lugar uno de los actos más populares y característicos de las fiestas, la Suelta de Vaquillas en el ruedo de la calle Valdepeñas. Ya por la noche, fue el turno de Luis Muñoz y la Orquestina La Glorieta, que realizó un homenaje a las voces del Mediterráneo con un gran tributo a Nino Bravo y Camilo Sesto.



El domingo a las 9 horas de la mañana fue la Misa de Campaña, que contó con la actuación de Solera Manchega y a su término, comenzó el Paseo en Bicicleta por las calles del barrio, un acto en el que se sortearon distintos regalos, además de una bicicleta entre los participantes. Por último, ya por la tarde, tuvo lugar el pasacalles de las reinas y majetes acompañados por caballistas en un recorrido que terminó en el parque Carmen Arias, donde todos juntos asistieron a la traca fin de fiestas.

 


EUROCAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre